Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El magnate alemán que salvará a los taxistas españoles... haciéndolos sus 'rehenes'

El Confidencial El Confidencial 27/07/2016 C. Otto

Días confusos para el sector del taxi a nivel no sólo español, sino también europeo. Este martes se confirmaba que las dos grandes aplicaciones para pedir taxis en España, Mytaxi y Hailo, se han fusionado para convertirse en el indiscutible líder del sector, ofreciendo sus servicios en cerca de cincuenta ciudades de nueve países de toda Europa.

Y esto, ¿es bueno o malo para los taxistas? Oficialmente, la fusión se ha vendido como una unión de fuerzas para luchar contra aplicaciones como Uber o Cabify que, en vez de contar con los taxistas, recurren a conductores con licencia VTC (vehículo de transporte con conductor). Y esto, en principio, debería beneficiar a los taxistas, que siempre han tenido en Uber a su mayor enemigo.

Sin embargo, la cosa no está tan clara. Ahora mismo los taxistas están en una complicada disyuntiva: si no se unen de forma masiva a Mytaxi, estarán dando alas a Uber; si se van con Mytaxi, se convertirán en 'rehenes' de Daimler (la compañía que posee el 100% de Mytaxi), Dieter Zetsche (el excéntrico CEO de Daimler) y la propia Mytaxi, una aplicación cuyas prácticas con los taxistas en varios países le han valido algunas acusaciones y una condena por competencia desleal hacia el gremio.

La 'trampa' de Mytaxi: descuentos masivos

Pese a que Mytaxi es una aplicación que debería contentar a los taxistas, ya que trabaja con ellos y les consigue más clientes, en España algunos taxistas ya miran con malos ojos la actividad de la aplicación.

Los recelos se basan en tres palabras clave: descuentos a usuarios. Mytaxi ha ofrecido en el pasado descuentos de hasta el 50% a los usuarios que, nuevos o no, opten por hacer el pago de la carrera a través de la aplicación en lugar de con dinero en metálico. 

"Al principio no nos importaba", nos asegura O.P., un taxista madrileño, "ya que nosotros no perdíamos dinero: Mytaxi le hacía la rebaja al usuario, pero a nosotros nos pagaba la carrera entera. Tanto el usuario como el taxista ganábamos".

La estrategia de Mytaxi estaba clara: no era momento de ganar dinero, sino de aumentar el número de usuarios y de taxistas que decidiesen usar su aplicación.

"A nosotros la ley nos prohíbe hacer descuentos"

Sin embargo, poco a poco, parte de los taxistas españoles empezaron a pensar que ese acuerdo podría no ser tan beneficioso: "Yo siempre he usado Mytaxi y estoy contento con ellos, pero la política de descuentos es perjudicial. Porque claro, cualquier usuario que vea esos descuentos va a usar la aplicación, pero al final estás obligando a todos los taxistas a usar Mytaxi. Si no lo usan, cuando Mytaxi ofrezca descuentos, el taxista que no esté con ellos perderá carreras", asegura.

Otra taxista de Madrid, Marta R., cree que los descuentos de Mytaxi no tendrían por qué ser perjudiciales... si no hubiera tanta regulación: "No es cuestión de que los taxistas queramos o no hacer descuentos, sino de que, aunque quisiéramos, no podríamos".

"Los precios del taxi están regulados, la ley nos prohíbe hacer descuentos. Pero como la ley sólo nos afecta a los conductores, cualquier aplicación sí puede ofrecerlos. Y ese es el truco que emplea Mytaxi".

Para ella, el truco es evidente: "Consiguen a los usuarios a base de descuentos, y a los taxistas a base de que tengamos miedo de perder a esos usuarios. Y al final resulta que, si no queremos perder clientes, tenemos que estar asociados a la aplicacion sí o sí. No es una práctica justa, no hay igualdad de condiciones", denuncia. 

Condenada en Alemania por competencia desleal

Los descuentos de Mytaxi no sólo han provocado el enfado de cada vez más taxistas, sino que también le han ocasionado a la compañía algún que otro conflicto legal.

De hecho, un tribunal alemán condenó a principios de este año a Mytaxi por competencia desleal en relación, precisamente, a los agresivos descuentos ofrecidos a los usuarios.

En su propuesta de sanción, eso sí, el tribunal no hablaba del método de consecución de usuarios y taxistas ni de la regulación de precios, sino de la obligatoriedad de que, para disfrutar del descuento en cuestión, los usuarios tuviesen que hacer el pago a través de la app.

La sentencia alemana, que llegó tras la denuncia de Taxi Deutchsland, ha acabado teniendo consecuencias en España, donde tanto la Federación del Taxi como algunos taxistas a título personal denunciaron en su momento a Mytaxi ante la CNMC por una posible competencia desleal a la hora precisamente de ofrecer este tipo de descuentos.

Dieter Zetsche, el magnate tras Mytaxi

En cualquier caso, los taxistas europeos tienen claro quién es, ahora mismo, su mayor enemigo: Uber. Es por eso que, más allá de las evidentes discusiones y encontronazos con Mytaxi, esta aplicación podría suponer una tabla de salvación (o un mal menor) en la lucha que los taxistas están librando con Uber.

Al hablar de la estructura financiera de Mytaxi es cuando sale a la palestra una figura tan excéntrica como empresarialmente brillante. Se trata de Dieter Zetsche, el CEO de Daimler, el gigante de la fabricación de coches que está detrás de éxitos como los recientes automóviles de Mercedes-Benz.

Pese a su posición, Zetsche no es un directivo multinacional al uso. Acostumbrado a los grandes eventos y a rodearse de cámaras, el CEO de Daimler no es demasiado amigo de los trajes de chaqueta ni las formalidades: Zetsche prefiere vestir ropa informal, grabar llamativos spots navideños para felicitar el año a sus empleados o dejarse ver por los ciucuitos de Fórmula 1 de mano del equipo Mercedes.

Daimler ag chief executive dieter zetsche, formula 1 drivers lewis hamilton and nico rosberg and mercedes motorsport head toto wolff (l-r) pose before a news conference about the mercedes' 'motorsport kickoff 2016' in fellbach near stuttgart, southern germany march 11, 2016. reuters/michael dalder © Proporcionado por El Confidencial Daimler ag chief executive dieter zetsche, formula 1 drivers lewis hamilton and nico rosberg and mercedes motorsport head toto wolff (l-r) pose before a news conference about the mercedes' 'motorsport kickoff 2016' in fellbach near stuttgart, southern germany march 11, 2016. reuters/michael dalder

Al margen de su informalidad, desde que ocupase el cargo de consejero delegado en Daimler, Zetsche consiguió desprenderse de los ruinosos coches Chrysler y recuperar la imagen sofisticada y medianamente joven de los Mercedes. 

Las cifras le han dado la razón de manera apabullante: en 2015, Daimler obtuvo unas cifras de negocio de 149.467 millones de euros, mientras que sus beneficios netos se quedaron en nada menos que 8.936 millones, un aumento del 23% respecto a las cifras de 2014.

El CEO de Daimler tampoco está cojo financieramente hablando: su sueldo de 2015 fue de 9,67 millones de euros, repartidos en 2 millones de sueldo fijo, 4,57 millones de compensaciones variables y 3,09 millones de euros en acciones de la compañía que dirige.

Dueños del 100% de Mytaxi

Bajo el reinado de Dieter Zetsche, Daimler no sólo se ha centrado en fabricar y vender coches al estilo tradicional, sino que también ha apostado por estar presente en todas las nuevas tecnologías que tuvieran que ver con los automóviles.

Por ello, la compañía se hizo a principios de 2012 con el 15% de Mytaxi, previendo que en esta 'startup' de origen alemán podría estar gran parte del futuro del sector del taxi. Además, Daimler es también la impulsora de Car2Go, la 'startup' de coches eléctricos que no gusta demasiado a los taxistas.

No parece que la inversión en Mytaxi le dejara insatisfecho, ya que apenas dos años después, en 2014, la compañía de Zetsche decidió tirar de chequera, comprar el 85% restante de acciones y convertirse en la propietaria del 100% de Mytaxi. 

Ahora, con la fusión de Mytaxi y Hailo, Dieter Zetsche y Daimler se colocan en una posición más que ventajosa, ya que la cuota de mercado que abarcarán ambas plataformas en España es claramente dominante.

Los taxistas, por su parte, ya han pedido a la CNMC que vigile la fusión de Mytaxi y Hailo para que no se convierta en un monopolio 'de facto'. 

Mientras tanto, tendrán que plantearse muy bien la encrucijada en la que acaban de entrar: si optan por unirse de manera masiva a Mytaxi, quedarán a disposición de los más que previsibles descuentos que hará la aplicación; pero si optan por salirse, estarán dando alas a Uber, el mayor competidor que han tenido nunca. No parece una decisión sencilla.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon