Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El mecanismo de Facebook para atajar las noticias falsas: colaborativo y visual

Logotipo de ABC ABC 16/12/2016 J.M. Sánchez
Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, durante una intervención © REUTERS Mark Zuckerberg, fundador de Facebook, durante una intervención

Colaborativo y visual. El mecanismo que considera Facebook más adecuado para convertirse en una de las soluciones para atajar la propagación de informaciones y noticias de contenido falso y con una acuciante falta de rigor pasa por activar una notificación visual en estas publicaciones. La compañía norteamericana, envuelta en una agria polémica acerca del tratamiento y difusión de este tipo de contendios virales que confuden a los usuarios, proporcionará a los usuarios la oportunidad de informar acerca de la veracidad de los mensajes.

Ya ha comenzado a probar este sistema entre algunos usuarios a modo de ensayo, aunque no se descarta, al igual que sucede en anteriores ocasiones, que se despliegue a todos los miembros de la comunidad (1.850 millones, según los últimos datos conocidos) en próximos meses. Con ello, Facebook busca acabar con la información falsa publicada en su plataforma, un tema que se ha abierto el debate acerca de la implicación de las redes sociales en el tratamiento de la información. Fue, precisamente, uno de los momentos clave durante la pasada campaña presidencial de EE.UU. en donde fue elegido el controvertido Donald Trump como presidente electo.

El sistema, aparentemente, es simple y viene a corregir los desmanes de algunos usuarios y empresas que aprovechan la concepción de la plataforma social para lanzar mensajes falsos y engañar. El problema para articular algún tipo de mecanismo de censura se debe a que Facebook, técnicamente, es una red social donde participan los usuarios de manera voluntaria, aunque en los últimos años se ha convertido en un importante contenedor de información. De hecho, el propio dueño de la empresa, Mark Zuckerberg, ha reconocido en su perfil que la red social tiene «más responsabilidad que un simple distribuidor de noticias».

Lo que ensayan es un mecanismo de alerta visual. Es decir, básicamente, informar al usuario que existe una información controvertida o errónea, algo que ya está presente en algunos agregadores de noticias como Menéame. Para ello, hay que hacer clic en la parte superior derecha del mensaje, que ya permite marcar el contenido como «aburrido» o «basura», ha señalado en un comunicado Adam Mosseri, vicepresidente de News Feed, el departamento de la compañía que se encarga de gestionar la actualidad. Además de esta medida, la compañía garantiza que este tipo de informaciones poco rigurosas o sencillamente falsas tendrán menor relevancia en el muro principal y, por tanto, menor probabilidad de que lleguen a los usuarios.

Cuando existan este tipo de alertas, Facebook también se basará en «otras señales», aunque no se ha especificado en qué modo llegará, tal vez presentarse una serie de páginas y sitios reconocidos por el trabajo de elaborar información. Si tras la verificación y comprobación del artículo, y si este contiene información incorrecta, se marcará la publicación con una alerta (un triángulo con un signo de exclamación) y estará acompañado de los términos «en disputa por auditores independientes». Aún así, este tipo de mensajes podrán compartirse independientemente, aunque la alerta se mantendrá cada vez.

A mediados de noviembre, Facebook adelantó que, después del lío montado, ya no permitiría a sitios o aplicaciones de difusión de información engañosa o falsa pudieran hacer publicidad, pero no había especificado qué criterios de evaluación utilizaría para cumplir con esa promesa. «Esta actualización es sólo un paso y habrá otros más», añade. «Si bien no escribimos las noticias que lees y compartes, reconocemos que somos más que un distribuidor de noticias. Somos una nueva clase de plataforma para el discurso público y eso significa que tenemos una responsabilidad para permitir que la gente tenga las conversaciones más importantes».

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon