Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El mejor rey

El Mundo El Mundo 03/06/2014 JUAN MIGUEL VILLAR MIR

El mensaje que Su Majestad el Rey nos dirigió ayer a todos los españoles anunciando su decisión de poner fin a su reinado y abdicar la Corona de España, es el mensaje del mejor Rey de toda la historia de España. Desde su proclamación en 1975 no es posible comprender la positiva evolución de España sin tener presente la figura de Don Juan Carlos I. Su reinado está ya en las páginas más venturosas de nuestra historia. Como vicepresidente económico y ministro de Hacienda del primer Gobierno de la Monarquía, pude comprobar personalmente qué situación tan complicada heredó. Si complicada era la coyuntura política, ante la apertura de un nuevo proceso constituyente, más aún lo era la económica.

Sin embargo, la presencia y la ejemplar entrega a España de Don Juan Carlos, siempre con el apoyo de Doña Sofía, hicieron posible que la transición política y económica que España inició en 1975 arribara a buen puerto y que hoy, casi cuatro décadas después, podamos decir que nunca España ha tenido un período tan dilatado de paz, de libertad, de bienestar, de creatividad y de progreso como el que ha conformado su reinado

La figura de Don Juan Carlos no solo ha sido esencial en nuestro orden interno, también para el prestigio exterior de España. En sus centenares de viajes oficiales ha conseguido difundir la imagen moderna de una España innovadora, seria y aliada leal. Los logros deben mucho a la discreta pero intensa diplomacia de Sus Majestades, volcados con las aspiraciones y necesidades de nuestro pueblo.

Durante el reinado de Don Juan Carlos I, España se ha equiparado política, económica e institucionalmente a los países democráticos más desarrollados, gracias en gran medida al impulso y al efecto integrador de la Monarquía y a nuestra Constitución de 1978. Ahora, en un nuevo servicio a España, ha sabido elegir un buen momento para anunciar su abdicación; un momento sin ninguna urgencia básica de tipo constitucional en nuestro horizonte. No estamos ante un período electoral inmediato y, asimismo, asistimos a un momento relativamente tranquilo, con una recuperación económica esperanzadora y un Gobierno que trabaja con eficacia. Pero, sobre todo, lo ha hecho en un momento en el que tenemos la absoluta tranquilidad y confianza en que el heredero de la Corona de España, el próximo rey Felipe VI, es el Príncipe de Asturias mejor preparado para ser Rey y asumir esta responsabilidad en este momento.

Juan Miguel Villar Mir es presidente de OHL y ex vicepresidente económico del primer Gobierno de la Monarquía.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon