Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Montseny para las obras de una pista forestal a instancias del Síndic

EL PAÍS EL PAÍS 16/06/2014 David García Vázquez
Pista forestal que prevé asfaltar el Ayuntamiento del Montseny © Carles Lumeras Pista forestal que prevé asfaltar el Ayuntamiento del Montseny

El Ayuntamiento del Montseny (Vallès Oriental) ha parado temporalmente las obras de asfaltado de una pista forestal en una zona de máxima protección ambiental. La decisión llega después de que el Síndic de Greuges enviara una sugerencia al Consistorio en el que le instaba a que el proyecto fuera valorado por la Dirección General de Políticas Ambientales, órgano dependiente de la Generalitat, para que decida si las obras tienen que ser sometidas a una evaluación de impacto ambiental.

En su comunicado al Ayuntamiento, dirigido por Alfons Planas, el Síndic recuerda que la ley establece que "los proyectos que puedan afectar de manera apreciable, directamente o indirectamente, espacios protegidos por la Red Natura 2000, con es este caso, tienen que ser objeto de una evaluación ambiental simplificada". El defensor del pueblo catalán apunta que la ley estatal también obliga a que "el órgano competente se pronuncie sobre la necesidad" de pasar esta evaluación.

Las obras para pavimentar 3,7 kilómetros de pista forestal que unen Sant Marçal y el cámping Les Illes solo recibió el visto bueno de la Diputación de Barcelona, órgano gestor del parque, aunque en el informe que emitió a principios de 2012 Jordi Soler, jefe de la Dirección Territorial Norte de Espacios Naturales, que engloba al del Montseny, se alertaba de una serie de “impactos significativos” en el medio que provocará el asfaltado de la pista durante y después de su construcción. Soler señalaba en su escrito que la carretera cruzará zonas de especial protección en las que hay decenas de especies de "interés para la conservación".

Desde que se conociera el comienzo de las obras, una parte de la población de los municipios cercanos al parque y del mismo Montseny se ha movilizado para protestar por unas obras que conectarán los dos principales complejos hoteleros de la zona, propiedad de la cadena Husa. Asismismo, el Ayuntamiento de Sant Celoni, municipio a los pies del parque natural, aprobó el 5 de junio una moción presentada por la Coordinadora para la Salvaguardia del Montseny, entidad conservacionista que ha catalizado todas las protesta contra el proyecto, en la que pedía al Consistorio de el Montseny que detuviera las obras.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon