Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El mundo de Krahn revive en Sitges

La Vanguardia La Vanguardia 04/06/2014 Sílvia Colomé

“Hay dos alegrías, una que se busca y se asocia con la risa y el pasarlo bien, y la otra, la personal, que podemos o no llevar dentro. Al menos, en mi caso, trato de cultivarla cada día haciendo un trabajo que me gusta, gozando además de la naturaleza y de las cosas simples de la vida, manteniendo una relación relajada con la gente y sentir siempre que detrás de los nubarrones aparecerá el sol”. Este pequeño escrito de Fernando Krahn, encontrado recientemente por sus hijos de entre sus documentos, revela su filosofía de vida, una búsqueda constante de la alegría, el optimismo y el humor mediante una creatividad desbordante que nunca dejó de tener los pies en el suelo, o al menos alguno de sus dedos. En definitiva, un dramagrama, como los que publicó durante más de dos décadas en las páginas del Magazine de La Vanguardia, y que conforman la obra más conocida del artista.

Cumplidos ya los cuatro años de su muerte, Sitges recupera la ingente obra del dibujante chileno en una exposición retrospectiva que se inaugura este viernes en el edificio Miramar. “Se le podría considerar como un filósofo mundano, que practicaba la crítica irónica o humorística”, destaca Marga Trobat, comisaria y diseñadora de la exposición, que lleva por título El mundo ilustrado por Fernando Krahn y que nace a raíz de la catalogación de su obra llevada a cabo junto a los hijos del artista tras su fallecimiento.

Sitges, donde vivió más de 30 años, ofrece durante dos meses la oportunidad de adentrarse en su particular sentido del humor, lleno de metáforas, poesía y giros inesperados. Y es que una de las características de la obra de Krahn es precisamente esta, tergiversar la realidad con el objetivo de provocar la reflexión del espectador, y, a poder ser, dibujándole una sonrisa en los labios.

Exposición polifacética

“Esta exposición es más que una retrospectiva, es muy polifacética”, señala Santiago Krahn, también dibujante como su padre, antes de avanzar que los fans podrán descubrir “curiosidades” y aspectos poco conocidos de su obra.

Una de las secciones más destacadas es la dedicada a los dramagramas, en la que se muestra una selección de las historias gráficas que ilustraron la última página del Magazine. “Es su faceta más conocida”, reconoce Santiago Krahn, por eso se le ha querido dar un peso significativo, aunque sin olvidar sus otros trabajos que ayudan a configurar una visión más completa y profunda de su obra.

En este sentido, destaca la sala dedicada a sus cranologías, es decir, imágenes tragicómicas que surgen de los cráneos humanos. La muestra recoge una docena de los más de 500 dibujos que trazó sobre esta temática. Sus ilustraciones infantiles también adquieren una presencia destacada en la exposición, algunas de las cuales acompañaron los cuentos de su esposa, la escritora María de la Luz Uribe.

Una de las curiosidades de la muestra es la sala que lleva por título El fuet de les cinc cues. Se trata de una serie de ilustraciones realizada en los años 70 como reacción a la dictadura militar de Pinochet. “Este nombre lo puso Joan Brossa tras ver los dibujos en casa”, comenta Santiago Krahn, que apunta que se trata de un trabajo “humorístico pero muy complejo”.

La exposición incluye el trabajo audiovisual de Krahn, como algunos dramagramas animados y la serie Krahnology, que publicó en La Vanguardia.com. “También hemos insertado apariciones suyas, que grabó para la familia”, explica Santiago, lo que, sin duda, aporta a la exposición la faceta más íntima, que acaba por completar el universo Krahn.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon