Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Pacte avala el copago de los más necesitados en la ayuda a domicilio

Logotipo de El Mundo El Mundo 29/09/2017 INDALECIO RIBELLES

La coalición de gobierno de socialistas, nacionalistas y Podemos en el Ayuntamiento de Palma aprobó ayer en el pleno de Cort una de esas medidas que ponen en solfa los programas electorales de estas formaciones: el fin de la gratuidad del servicio municipal de ayuda a domicilio a los más necesitados. Una medida no incluida por ninguno de estos partidos en sus compromisos con el electorado, ni tampoco en el acuerdo de gobernabilidad firmado en junio de 2015. A partir de ahora, una familia que requiera de 20 horas mensuales y que ingrese 537 euros deberá pagar 30 euros. La misma situación tendrá una familia con ingresos de 1.000 euros que deberá abonar 68 euros al mes.

© Proporcionado por elmundo.es

Aquellos que cuenten con un gran dependiente a su cargo que requiera de 40 horas mensuales y que ingrese 1.000 euros, pagará 135 euros o una que ingrese 250 euros y necesite 20 horas de atención a la semana, 7, 50 euros, según lo denunciado ayer por el edil del PP, Guilliermo Sánchez.

La portavoz municipal de esta formación, Marga Durán, hizo público un comunicado en el que arremetía duramente contra esta decisión del Pacte de Cort. «Es una vergüenza que en plena recuperación económica Cort imponga un nuevo copago en Servicios Sociales», criticó la concejala. La portavoz subrayó que en un momento en el que el Consistorio cuenta con unos presupuestos expansivos y un aumento en los ingresos «se implante un nuevo copago en Servicios Sociales, en una prestación que nunca había tenido ningún coste para los palmesanos».

Ni en lo peor de la crisis se hizo

Durán recordó que «en la pasada legislatura, ni en el peor momento de la crisis económica, el PP creó nuevos copagos en Servicios sociales» y denunció que «haya tenido que llegar el gobierno del rescate al ciudadano y el gobierno de la gente para que los palmesanos empiecen a pagar por el servicio de ayuda a domicilio». Durán explicó que el servicio de ayuda a domicilio está destinado a personas mayores de 65 años con movilidad reducida, con discapacidad superior al 33% y, excepcionalmente, personas con grado de dependencia reconocido, lo que a su juicio «hace especialmente injusto este copago».

«El mayor peligro que supone es que las personas con menos recursos tengan que renunciar a una prestación que necesitan por no poder asumir su coste». En la red social Twitter el edil Sánchez difundió un tuit de la teniente de alcalde nacionalista, Neus Truyol, que ayer votaba a favor de la medida y que en 2013 estando en la oposición en Cort, y gobernando el PP, denunciaba que «con los copagos nos estamos acostumbrando a pagar por derechos básicos, salud y educación, quien romper la solidaridad!», denunciando la política impulsada por los populares que mantuvieron no obstante la gratuidad del servicio de ayuda a domicilio. Sánchez además denunció el incremento del coste máximo del servicio de promoción de la autonomía personal, que pasa de 76 euros a 231 euros, lo que supondrá «otra nueva carga para los ciudadanos de Palma y que una familia con unos ingresos de 1200 euros se vea obligada a pagar 231 euros por esta prestación». Desde el equipo de gobierno la concejala de Bienestar y Derechos Sociales, Mercè Borràs, aclaró que hasta ahora, los usuarios que entraban por el Ayuntamiento de Palma no pagaban, a diferencia de los que procedían de la Conselleria. Por ello, la regidora defendió que con el copago se ha «adaptado» el sistema utilizando «los mismos criterios» para todos.

«Lo único que hacemos es que entren por donde entren tendrán el mismo copago», afirmo. Borràs cifró en 400 las personas lista de espera «que estaban esperando a que esto estuviera firmado» lo que ha permitido «hacer un contrato con muchas más horas», informó Ep.

«Creo que es una buena noticia», valoró la regidora, que insistió en que de este modo se busca «universalizar el servicio». «Todos tendrán derecho y pagarán en función de lo que puedan, nadie se debe quedar en la calle», apostilló la concejala nacionalista.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon