Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Pacte pide diálogo con los independentistas catalanes

Logotipo de El Mundo El Mundo 02/10/2017 EUROPA PRESS

El Ejecutivo autonómico de coalición de socialistas y nacionalistas en Baleares con el apoyo externo de Podemos cargó este domingo contra la actuación de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado para impedir el referéndum ilegal convocado por la Generalitat de Cataluña responsabilizando de lo ocurrido al Gobierno de Mariano Rajoy. Empezando por su presidenta, la socialista Francina Armengol, que en la red de social twitter expresó su «profunda tristeza» tras ver las distintas cargas policiales que se están llevando a cabo en Cataluña. «El uso de la fuerza no resolverá el conflicto» en Cataluña, escribió. Armengol dijo que apostaba por el «diálogo» y la «democracia» como «única vía» para resolver el conflicto abierto tras el desafío independentista.

Sin ofrecer recetas ni propuesta alguna al respecto para hacer frente al golpe anticonstitucional orquestado por Carles Puigdemont y sus socios de gobierno en la Generalitat, el conseller socialista de Trabajo del Govern del Pacte, y portavoz del PSIB-PSOE, Iago Negueruela, fue un paso más allá y directamente condenó la «desproporcionada» respuesta que ha dado el Gobierno central al referéndum ilegal, haciendo un llamamiento para pedir que cambien los «interlocutores para reconducir el diálogo». «Hoy más que nunca, hay que hablar e intentar encontrar una salida política a un problema político», dijo, asegurando en un comunicado que «no caben actuaciones como las que hemos visto hoy de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado frente las manifestaciones pacíficas de la ciudadanía», ya que «sólo consiguen dividir y polarizar aún más nuestra sociedad».

La única iniciativa que al respecto propuso el político socialista balear es «cambiar todos los interlocutores», ya que «necesitan personas valientes que estén a la altura de la situación que vivimos y Rajoy no ha demostrado nunca esta valentía». «Rajoy ha demostrado que está inhabilitado para encontrar una salida política a este conflicto», recordando que «ha tenido mucho tiempo para hacerlo, pero no ha querido, ha preferido dar una respuesta desproporcionada como hemos visto hoy».

En este sentido exigió «calma y cordura» para «abrir un nuevo momento para buscar líderes políticos que estén a la altura de una sociedad que busca el diálogo y la paz».

Todo ello mientras cientos de personas se concentraban al filo de las 19.00 horas en la plaza de Cort como muestra de rechazo a la violencia desatada en Cataluña durante la jornada del referéndum 1-O coreando lemas como «Rajoy dimisión», «dejad votar al pueblo catalán» o «las calles serán siempre nuestras». Una concentración convocada por la Coordinadora d'Entitats Democràtiques, que hizo un llamamiento a la población a movilizarse contra «las Fuerzas de Seguridad del Estado que actúan violentamente contra la voluntad pacífica y cívica del pueblo de votar. También se celebraron concentraciones contra la actuación del as Fuerzas de Seguridad en Cataluña en varios municipios siendo las más numerosas las que tuvieron lugar en Sineu y Llubí.

© Proporcionado por elmundo.es

Por su parte, y en un comunicado conjunto con sus socios nacionalistas de Més per Mallorca, el Govern balear manifestó su «preocupación y desacuerdo» por la actuación del Gobierno central en la gestión de la situación en Cataluña y exigió que actúe con «responsabilidad». El Ejecutivo balear insistió en que el diálogo es «la única forma de buscar una resolución al conflicto. Sin diálogo, comprensión ni proporcionalidad no habrá solución». «La política es la única vía y los gobiernos tienen que ser conscientes de la importancia de cada una de sus decisiones». «Las dinámicas violentas y situaciones de conflicto profundizan en una fractura social y no ayudan a resolver un problema complejo en el que la ciudadanía no se puede ver afectada por falta de responsabilidad política», concluía la nota de prensa del Ejecutivo balear.

Desde Més per Mallorca, que desplazó a varios dirigentes ayer a Cataluña para expresar su apoyo a la votación contra el marco constitucional, exigieron públicamente la dimisión «inmediata» del presidente del Gobierno central, Mariano Rajoy, y condenaron de forma «absoluta» la represión y la violencia policial contra la ciudadanía de este domingo en Cataluña.

«Su decisión de sacar a la policía a reprimir la ciudadanía es totalmente contraria a lo que debería hacer un presidente de una democracia», manifestaban en una nota de prensa en la que aprovechaban para exigir al PSOE que se «desmarque del gobierno represor del Estado y del bloque antidemocrático PP-Cs».

«Desde las Islas seguimos ofreciendo nuestro apoyo al pueblo y a las instituciones catalanas que piden y quieren ejercer su derecho democrático a decidir libremente su futuro». En el mismo sentido se manifestó Podemos que sostiene desde la oposición a la coalición de socialistas y nacionalistas en las Islas. En un comunicado la formación lila lamentó «profundamente» las imágenes «dantescas y de vergüenza» que ha protagonizado el Gobierno central con su actuación «inepta» contra el pueblo catalán exigiendo a Rajoy que «deje al pueblo de Cataluña expresarse libremente en esta convocatoria de referéndum».

La agrupación lamentó «las más de 500 personas heridas» en unas imágenes que calificó de «vergüenza». Por ello quiso hacer llegar su «estima y apoyo a las personas heridas», así como la «solidaridad al pueblo de Cataluña». La portavoz en el Parlamento regional de este partido, Laura Camargo, calificó al Ejecutivo central de «gobierno antidemocrático, de la represión, de la no escucha y el no diálogo». «Con la fuerza no se solucionan los problemas políticos», zanjó Camargo.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon