Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Parlamento andaluz rechaza limitar «privilegios» y sobresueldos de los diputados

Logotipo de El Mundo El Mundo 04/10/2017 SILVIA MORENO

«¡Dejadme cobrar menos!», clamó este miércoles la coordinadora de

Podemos

Andalucía,

Teresa Rodríguez

, -con un sueldo mensual de 5.617 euros como portavoz parlamentaria de su formación política-, tras escuchar cómo el resto de grupos arremetían contra la iniciativa de la formación morada para reformar el reglamento de la Cámara y limitar así los «privilegios» y sobresueldos que se embolsan los diputados.

Una abrumadora mayoría formada por los parlamentarios del

PSOE

,

Partido Popular

y

Ciudadanos

votaron ayer en contra de la toma en consideración de la propuesta de reforma del reglamento del Parlamento de Podemos. Sólo

Izquierda Unida

apoyó la iniciativa.

La reforma defendida por Podemos, cuyo debate ha sido bloqueado en los tres últimos plenos que ha habido en el Parlamento, persigue limitar los «privilegios» de los que disfrutan los diputados, como los sobresueldos o indemnizaciones de hasta 2.500 euros mensuales que cobran los portavoces de los grupos parlamentarios sin necesidad de justificar ningún gasto y que se suman a su salario mensual que ronda los 3.000 euros.

La iniciativa de Podemos proponía la obligación de acreditar documentalmente los gastos cuando los diputados ejercen tareas de representación y que ahora cobran sin necesidad de justificar nada, así como la obligación de «fichar» en el Parlamento para dejar constancia de su presencia en la Cámara.

«Las cesantías; esto es un temazo», comenta Teresa Rodríguez al explicar en un

vídeo

que ha colgado en Twitter en qué consisten los «privilegios» de los diputados y el paro o cesantías que les paga el Parlamento cuando abandonan la Cámara. «¿Por qué se tiene que pagar al ex diputado más de 4.000 euros al mes mientras el paro máximo en Andalucía es de 1.400 euros?», se pregunta en un vídeo que acumula más de un millón de visitas.

Pero el éxito de este asunto en las redes sociales no tuvo reflejo en el Parlamento. La portavoz del PSOE, Ángeles Férriz, acusó a Podemos de estar «empeñado» en un «permanente acoso y derribo» de las instituciones democráticas. «No cuenten con nosotros para este juego tan sucio e hipócrita», remarcó.

«Lo suyo es pura hipocresía, no ha ido a la última reunión de la junta de portavoces pero no ha renunciado a las remuneración», denunció Férriz, que acusó a Podemos de «no dar un palo al agua».

Mientras, la portavoz del PP, Carmen Crespo, vio «curioso» que quiera modificar el reglamento de la Cámara «quien no cree en las instituciones y lo está demostrando en una tierra hermana como Cataluña». Aseguró, además, que los diputados «trabajan muchas horas tirados por las carreteras incluso en vacaciones», tras lo que recalcó que las remuneraciones de los diputados andaluces son muy inferiores a las del resto de los parlamentos.

El portavoz de Ciudadanos, Julio Díaz, dijo que la iniciativa le merece «todo el respeto» pero su grupo no la comparte porque es «incongruente y está jalonada de falta de credibilidad», por lo que cree que el objetivo es «buscar un titular» y «agrietar las instituciones».

© Proporcionado por elmundo.es

Izquierda Unida respaldó la iniciativa, pero su portavoz, José Antonio Castro, afirmó que está «un poco desenfocada» y parece que «más que atacar a la raíz del sistema, puede contribuir a la desafección política».

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon