Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El PIB de EEUU cae, pero eso no preocupa a Wall Street

El Mundo El Mundo 29/05/2014 PABLO PARDO

El PIB de Estados Unidos cayó un 1% en tasa intertrimestral anualizada en el primer trimestre del año, en lo que supone el primer descenso de este indicador desde hacía exactamente tres años.

El mercado, según la agencia de noticias Bloomberg, preveía una caída del 0,5%. La Bolsa de Wall Street ha abierto al alza en un nuevo signo de que a los inversores no les preocupa el dato. En el primer dato provisional del PIB, publicado a principios de este mes, el crecimiento había sido del 0,1%.

De hecho, la principal razón del descenso de la producción indica que la economía va a crecer más en el actual trimestre. Porque lo que ha forzado la revisión a la baja del PIB ha sido una menor acumulación de inventarios por parte de las empresas. De hecho, los stocks crecieron en 49.000 millones de dólares, es decir menos de la mitad de lo que habían aumentado en el tercer y cuarto trimestres. Eso indica que, siempre que el consumo se mantenga, la producción va a tener que aumentar en este trimestre para poder satisfacer la demanda.

En tasa interanual, el PIB creció un 2%, seis décimas menos que en el cuarto trimestre de 2013, y a igual ritmo que en el tercero.

En general, la caída del PIB en el primer trimestre se atribuye a una combinación de mal tiempo, que afectó a todas las actividades económicas en general, y a la construcción en particular, en el centro y este de EEUU, y a unas importaciones algo mayores de lo inicialmente medido. En el actual trimestre, el mercado espera una tasa de crecimiento anualizada en el entorno del 3%-4%.

Solicitudes de subsisidio por desempleo

Un dato más reciente que el del PIB -que, a fin de cuentas, se refiere a la situación de la economía entre enero y marzo- es el de las solicitudes de subsidio de desempleo la semana pasada, que también acaba de ser publicado. Según las estadísticas oficiales, 300.000 estadounidenses se apuntaron al paro, lo que supone casi un 10% menos de lo esperado por los analistas.

En último término, la clave de la marcha de la economía estadounidense la tiene el mercado laboral y la evolución de las rentas del trabajo. El sector de la vivienda, que hasta ahora había estado dirigiendo la reactivación, está empezando a dar señales de inesperada debilidad, y el consumo, aunque sigue subiendo, no lo hace con vigor. Eso se debe a la moderación salarial, que está lastrando las rentas disponibles de las economías familiares de EEUU. Sin una demanda interna intensa, no parece claro que lA e primera economía mundial vaya a romper de forma clara el techo de crecimiento del 2,6% interanual del cuatro trimestre de 2013.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon