Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El plan de Seat, VW y la UPC para crear en Barcelona un laboratorio de movilidad

El Confidencial El Confidencial 04/06/2016 Marcos Lamelas

En un futuro será posible cruzar una ciudad de punta a punta con todos los semáforos en verde. Eso, al menos, es lo que buscan Seat y su matriz alemana Volskwagen (VW) que han elegido Barcelona para convertirla en su nuevo laboratorio de movilidad. Lo hacen de mano de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) con la creación de un clúster de investigación que convertirá Barcelona en uno de los bancos de pruebas de movilidad de la multinacional y que se ha presentado de manera oficial esta semana en la capital catalana.

[500.000 baterías al año: así es la descomunal fábrica que Tesla abrirá en julio]

La novedad no es tanto que Seat y la UPC trabajen juntos, ya lo habían hecho en el pasado, como sumar a VW, líder mundial en la fabricación de automóviles, y que la multinacional alemana convierta a Barcelona en uno de sus laboratorios de movilidad, en un proceso en el que el coche sigue la senda del móvil: su valor aumenta en función de estar conectado con otros coches o con servidores en la nube que faciliten la circulación o el aparcamiento y de los servicios que se ofrezcan al conductor y el resto de ocupantes. El coche, como el terminal telefónico, se convertirá con los años más en un dispensador de servicios que en un medio de transporte.

El nuevo clúster de investigación se denomina 'Cooperative Automotive Research Network', por sus siglas en inglés Carnet, y enlaza con una idea que ya ha defendido en público el propio presidente de Seat, Luca de Meo, quien ha apuntado en diversas ocasiones que en un futuro los gigantes de la automoción no venderán coches sino servicios de movilidad, en una operativa más cercana a un “renting” a medida que incluya desde la financiación hasta el aparcamiento.

La otra novedad es Barcelona. Hasta este momento VW estaba impulsando estos laboratorios de prueba en otras ciudades europeas, como es el caso de Hamburgo. Ahora se apuesta por Barcelona por ser una urbe de tamaño medio, por la fuerte presencia de variado transporte público y por la apuesta por el fenómeno “smart city”, que ha llenado la ciudad de sensores que permiten poder hacer estas pruebas de laboratorio.

“A través de Carnet, Volkswagen Group Research quiere desarrollar ideas e impulsar proyectos en Barcelona, uno de las 'smart cities' más atractivas para el estudio de la movilidad”, ha manifestado en su presentación del acto esta semana Jürgen Leohold, director de investigación del grupo VW.

(Foto: Reuters) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Reuters)

Más conectado, más valor

La teoría es la misma que la de los móviles. El valor de un terminal de móvil es cero. El de un terminal conectado a otro terminal es X porque sirve para hablar. El de un terminal que pueda interrelacionarse con numerosos terminales, no sólo teléfonos móviles –tabletas, PC’s, etc– crece exponencialmente. Lo mismo le ocurre a los coches. Un coche tiene un valor. Pero un coche conectado otros coches, por ejemplo para evitar accidentes, incrementa su valor al convertir los trayectos en mucho más seguros.

El proyecto explora las posibilidades de nuevos nodos y estaciones multimodales de movilidad y transporte urbano, además de aplicaciones móvil (app) para conocer la disponibilidad de plazas de aparcamiento o una plataforma para impulsar el vehículo compartido en trayectos urbanos y reducir el tráfico.

Tráfico en el centro de Barcelona (Foto: EFE) © Proporcionado por El Confidencial Tráfico en el centro de Barcelona (Foto: EFE)

Cuatro líneas de investigación

Las cuatro líneas de investigación con las que nace el proyecto son Microcities: para convertir aparcamiento tradicionales, tanto específicos como vinculados a centros comerciales en centros de servicios para las personas; Parkfinder: una aplicación móvil integrada en los vehículos que permite localizar plazas de aparcamiento disponibles en tiempo real, utilizando información facilitada por la plataforma del proyecto europeo iCity; Urban Co-Car: que evalúa el impacto de un sistema de vehículo compartido para múltiples usuarios, explotando el hecho de que sus rutas coincidan total o en algún tramo; y Creative Lab: una iniciativa docente universidad-empresa pionera en España, que tiene como objetivo la generación, por parte de los estudiantes, de nuevas ideas que rediseñen el concepto de vehículo urbano y el desarrollo de un nuevo concepto de movilidad en la ciudad.

© Externa
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon