Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El plan para mejorar las urgencias hospitalarias se implantará tras el verano

EL PAÍS EL PAÍS 17/06/2014 El País
La consejera de Salud, María José Sánchez Rubio, este viernes tras el Consejo de Gobierno. © raúl caro La consejera de Salud, María José Sánchez Rubio, este viernes tras el Consejo de Gobierno.

La Consejería de Salud comenzará a aplicar tras el verano el plan de mejora en las urgencias hospitalarias, presentado este martes al Consejo de Gobierno y que incluye una reorganización de los recursos asistenciales para mejorar la atención, reducir los tiempos de asistencia hasta conseguir que no pasen más de cinco minutos entre la entrada y la clasificación y dar una respuesta integral a los usuarios”, según informó la consejera, María José Sánchez Rubio.

Un grupo de expertos del Servicio Andaluz de Salud ha elaborado el plan, que se aplicará inicialmente en un hospital de cada provinicia. A partir de septiembre, se trasladarán a los centros comarcales y en octubre estará en marcha en su mayor parte.

Para lograr reducir a cinco minutos la espera entre entrada y clasificación se extenderá a todos los hospitales el sistema denominado Manchester Modificado, que ya se aplica en la mayoría de los centros. Este método clasifica los casos en cinco niveles de prioridad y determina unos tiempos de atención para cada uno. El nivel 1 es de atención inmediata; el nivel 2, muy urgente; el 3, urgente; el 4 normal y el 5 no urgente. Además, los hospitales contarán con espacios diferenciados para pacientes críticos; urgentes y muy urgentes; y consultas normales y no urgentes.

También habrá consultas de enfermería para pacientes que precisan de asistencia no urgetnte y zonas para casos traumatológicos, pediátricos y mujeres con patología obstétrica y ginecológica.

Los responsables de las diferentes unidades se reunirán cada día para evaluar la ocupación del centro y las condiciones de respuesta. Además, las altas hospitalarias se agilizarán antes de las 10 de la mañana para acortar el tiempo de ingreso en planta de los pacientes, se acelerará su transporte en ambulancias, se acortarán los tiempos para en pruebas complementarias, se intentará que no se superen las 24 horas en observación y se reducirán los periodos de respuesta de los especialistas.

En cuanto a la información a usuarios y acompañantes, se establecerá un sistema que permita conocer la situación del paciente en todo momento y los tiempos de espera aproximados en las pruebas diagnósticas.

En el capítulo de recursos humanos se prevé una redistribución de profesionales en función de la carga de trabajo por puesto y turno.

Otra de las medidas que incluye el plan es la elaboración de un protocolo de actuación para mejorar la atención a personas en riesgo social que no cuentan con un cuidador o que no tienen capacidad para seguir indicaciones terapéuticas.

Una vez implantado el plan de las urgencias hospitalarias, el SAS abordará la adecuación y mejora de estos servicios en la atención primaria y las emergencias sanitarias, con especial énfasis en la coordinación y la continuidad asistencial.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon