Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Popular y EVO pujan por la red española de Catalunya Banc

La Vanguardia La Vanguardia 15/05/2014 Conchi Lafraya, Eduardo Magallón

Pistoletazo de salida. El FROB abrirá definitivamente el proceso de venta para deshacerse de Catalunya Banc. A partir de los próximos días, los posibles candidatos podrán hacer el análisis de los balances (due diligence) de la entidad para presentar sus ofertas económicas. El ministro de Economía, Luis de Guindos, siempre ha defendido que la entidad nacionalizada, que recibió unos 12.000 millones de ayudas, estará en manos privadas antes del verano.

Mientras tanto, el fondo público avanza en la venta de activos no estratégicos de Catalunya Banc, como le obligó Bruselas. El banco recibió la semana pasada las ofertas no vinculantes por la red de oficinas de fuera de Catalunya. En concreto, el Banco Popular presentó su propuesta el pasado miércoles y Evo Banco el viernes de la misma semana.

Según publica Cinco Días. dos fondos más puede haber mostrado interés también por las sucursales aunque fuentes conocedoras del proceso explicaron que el Banco de España no está por la labor de dar nuevas fichas bancarias. Inicialmente, Catalunya Banc vendía un paquete de 196 oficinas ubicadas fuera de Catalunya. Lo que sucede es que, como el proceso se ha demorado casi un año, el banco ha ido cerrando las oficinas menos rentables. El mes pasado comunicó que clausuraba 46 sucursales. Además, los potenciales compradores no están interesados en toda la red sino en alrededor de un centenar de oficinas. La sucursales que no se vendan se cerrarán siguiendo el compromiso adquirido con Bruselas de centrarse sólo en el territorio de origen, Catalunya.

Fuentes conocedoras del proceso explicaron que la inminencia de la apertura de la subasta puede modificar o incluso cancelar la venta de las sucursales de fuera de Catalunya.

Ayer, el presidente del Banco Popular, Ángel Ron, confirmó que "hay interés limitado, pero interés al final, porque podría añadir valor". A su juicio, "lo que se está poniendo sobre la mesa es la capacidad de integrar ese negocio en las zonas en las que el Banco Popular quiere crecer".

Fuentes de Evo Banco no hicieron comentarios ni confirmaron que hayan presentado oferta por la red de oficinas, si bien fuentes próximas a la operación lo dan por seguro. Se da la circunstancia que el presidente de Evo Banco, Jaime Carvajal, es también consejero delegado de Arcano, el banco de inversión que está intermediando la venta de las oficinas de Catalunya Banc. Fuentes de Arcano dijeron que pese a ser el consejero delegado, Carvajal no está involucrado en la operación de venta y que su cargo en Evo es institucional.

Según fuentes financieras, el FROB va a valorar a los candidatos por dos conceptos: precio y número de oficinas adquiridas. Tras esa premisa, la entidad pública tendrá que analizar cuántas quedan bajo su órbita, lo que en la práctica implica lo que ya se dijo en su día, echar el cerrojo al resto.

Si al final llegan a buen puerto las dos operaciones que el Banco Popular tiene en marcha (la red de 45 oficinas de Citi y la de la red española de Catalunya Banc), el número uno del Popular dijo que sumaría unas 100 oficinas (un 5%) a su actual red compuesta por unas 2.000 sucursales. De ahí se deduce que el número de oficinas que le interesan al Popular de Catalunya Banc de fuera de su comunidad de origen se sitúa en el entorno de unas 55 sucursales. Con la compra de Citi, el Popular se convertiría en la cuarta entidad en el negocio de tarjetas de crédito, con un 7% de cuota de mercado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon