Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El PP de Bauzá y el PSOE caen en Baleares y crecen las nuevas fuerzas

EL PAÍS EL PAÍS 26/05/2014 Andreu Manresa

El mapa electoral tradicional de las islas Baleares quedó desajustado tras el 25 M aunque las perspectivas políticas inmediatas no cambian porque los tres partidos que emergen no son parlamentarios. Gana la derecha, el poder establecido, y queda muy recortado el peso habitual del bipartidismo PP-PSOE (menos del 50% entre ambos) por la aparición de un tercer espacio en el que compiten en niveles distintos la izquierda alternativa de Podemos, Izquierda Unida y, de manera singular, los independentistas catalanes de ERC.

El peso de la oposición es mayor que el del Gobierno. En una suma directa “la izquierda” supera al PP. El Partido Popular alcanzó el 27,46% de los votos, ganando con amplitud a la lista del PSOE, que cosechó un 22,01 %. La diferencia entre ambos grupos es de más de cinco puntos cuando en 2009 la distancia fue de cuatro. Pero ambas formaciones eje del sistema han perdido unos 40.000 votos cada una, un 15%. “Son nuestros esos votos, no los hemos perdido, quedaron en casa”, aseguró la eurodiputada del PP, Rosa Estaràs. La líder del PSOE, Francina Armengol, resaltó que la izquierda “está fracturada” y asumió la caída.

Podemos (sin estructura insular y con apenas un mitin de su líder Pablo Iglesias en la plaza del 15-M en Palma) aparece en tercer lugar con un 10,32 %, superando por 4.000 votos a la formación Izquierda Unida, que renace hasta el 8,86%. Contra la normalización lingüística y a favor de las prospecciones de petróleo UPyD es el sexto grupo, con el 6,68%.

Ante la ausencia en las urnas de la opción del PSM-Més —y la extinción por corrupción de Unió Mallorquina (UM)—, la candidatura de Esquerra se situó por primera en este tercer espacio, como quinto partido en liza con el 7,26%, 19.459 votos. Fracasaron VOX, Partido X, Primavera, Ciudadanos y Movimiento en Red.

El abstencionismo quedó consolidado negativamente como una tradición, en un alto 63,54%, con un ajuste de décimas de la participación sobre 2009. Algo chocante en una de las comunidades de España que, con 1,1 millones de habitantes y diez millones de visitantes alemanes, ingleses, franceses, italianos y franceses, más conexión histórica y económica tiene con la UE.

En el recuento de causas puede señalarse, en relación al PP, un impacto de los escándalos de corrupción. Baleares cuenta con quince excargos políticos de primer nivel del PP y UM en la cárcel y con el exlíder conservador y expresidente Jaume Matas con dos condenas por corrupción. Aún así, cae el PSOE, principal denunciante en la cámara de este hecho.

La mano derecha de Matas, Rosa Estarás, era y seguirá siendo eurodiputada. Estarás fue vicepresidente en el Gobierno balear y ha salido indemne de las causas judiciales abiertas a sus ejecutivos. Ella será la única voz balear en el Parlamento Europeo toda vez que el PSOE marginó de la candidatura a la histórica en Estrasburgo Teresa Riera, mientras que su sucesor, Pere Joan Pons, perdió posiciones, hasta el número 20, y no sale elegido.

Cada sector con sus argumentos Esquerra, Izquierda Unida, PSOE y Podemos recogen apoyos sociales por la dilatada campaña pública y política de acoso directo al PP por el giro de este sobre la lengua catalana y a favor del trilingüismo y la implantación de la ley de símbolos que veta y multa el uso de la bandera catalana. Estas cuestiones han sido eje y motor del discurso opositor al Gobierno balear de José Ramón Bauzá.

Camisetas verdes

Precisamente, unos cientos de votantes acudieron a las urnas usando el símbolo de la marea verde, la camiseta de la Crida a favor de la enseñanza pública y de calidad. El PP alertó a sus apoderados contra el uso por parte de miembros de las mesas electorales del distintivo de la protesta contra los recortes en la enseñanza y el vuelco lingüístico. El 25 M hubo una decena de advertencias en diferentes pueblos y los presidentes y secretarios de mesa que llevaban esas camisetas fueron invitados a ponérselas del revés por considerarse interferencia propagandística. En un pueblo de Mallorca una votante amenazó con quitársela y quedar desnuda si era obligada a ocultar el color y el símbolo.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon