Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El PP plantea crear un censo para controlar la mendicidad y combatir las mafias organizadas en Tarragona

La Vanguardia La Vanguardia 17/06/2014 null

Tarragona.(Redacción).- El portavoz del Grupo Municipal del PP en Tarragona, Alejandro Fernández, ha asegurado que plantará cara a las mafias de mendicidad "y las expulsaremos de Tarragona", a través de una ordenanza específica de la mendicidad, "que a día de hoy no existe" y de la creación de un censo de indigentes y sin techo.

"La mendicidad no es una actividad permitida en Tarragona, ni una actividad legal. En nuestra ciudad se considera una falta leve. En cada ciudad se persigue de diferente manera, sobre todo cuando se habla de mafias", explicó Fernández, recordando que "por mucho que se diga, la inmensa mayoría de las personas que practican la mendicidad no lo hacen de motu propio, sino porque forman parte de mafias perfectamente organizadas. Esto se debe combatir".

Además, "los vecinos de Tarragona no tienen por qué aguantar no poder entrar a un cajero automático a determinadas horas, ni los comerciantes no tienen que temer por qué se encontrarán cuando vayan a abrir su tienda mañana. Los tarraconenses pagan sus impuestos para no tener que aguantar ser increpados o molestados en la plaza Verdaguer, o en la calle Unió, o en la plaza de la Font mientras toman algo, o como se ha visto recientemente en la plaza dels Sedassos".

El dirigente popular ha explicado que quiere llevar a cabo dos tipos de medidas. "Hay una acción social que no se debe perder de vista. Hay que hacer políticas sociales sobre todo en aquellos casos de personas que no forman parte de mafias, intentar darles una salida. Después hay que implementar una política de persecución de una actividad que es ilegal".

Así, se quiere crear un censo "dando un protagonismo absoluto a la guardia urbana, instrumentos y confianza para elaborarlo. Harían un levantamiento de acta para estudiar caso a caso y tener este censo serviría para diferenciar las personas que forman parte de mafias de aquellas que no".

Posteriormente, "en el caso de los no comunitarios, se pasaría los datos a la policía nacional para proceder, tal y como marca la ley, a su expulsión inmediata del país. En el caso de los comunitarios, acogiéndose a la normativa de los acuerdos Schengen, se devolvería a su país de origen. Y en el caso de los nacionales, se pondrían en marcha mecanismos para que vuelvan a sus ciudades".

En un segundo término, ha añadido, "para aquellas personas que no forman partes de mafias y que tienen problemas en la mayoría de los casos relacionados con adicciones, alcoholismo, etc, este censo servirá a los servicios sociales de Tarragona para saber cuáles son las personas y donde se suelen ubicar para empezar esta acción social, una acción que se haría conjuntamente con todas las ONG de Tarragona".

El popular ha explicado que trasladará esta propuesta a través de una moción al pleno, y también con las alegaciones en el proceso de elaboración de la nueva ordenanza de convivencia ciudadana.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de La Vanguardia

image beaconimage beaconimage beacon