Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El PP suspende a Oltra de diputada con una sanción inédita en España

EL PAÍS EL PAÍS 11/06/2014 Adolf Beltran
© Proporcionado por ElPais

El PP inhabilitó de forma temporal a una parlamentaria en un pleno de las Cortes Valencianas a puerta cerrada al que no asistió el presidente de la Generalitat, Alberto Fabra, pese a que no tenía a esa hora ningún acto en su agenda oficial. Ese fue ayer el desenlace de un rifirrafe parlamentario que tuvo lugar el pasado 8 de mayo en el que Mónica Oltra, de Compromís, se negó a abandonar el hemiciclo tras ser expulsada por el presidente de la Cámara, Juan Cotino, alegando que no había oído sus apercibimientos.

Cotino empezó la sesión advirtiendo a los diputados de que no podían emplear grabadoras. Las tribunas de la prensa estaban cerradas, así como la del público. “Tiene la palabra el portavoz de Esquerra Unida”, dijo. Nadie respondió porque ningún diputado de esa formación asistió al pleno. “Tiene la palabra el portavoz de Compromís”. Tampoco respondió nadie. Los seis diputados y otros cargos de la coalición se habían concentrado en el patio central del complejo parlamentario. Lucían en sus solapas la leyenda “Mònica me representa”, que se convirtió en un trending topic de las redes sociales.

Pero los seis parlamentarios de Compromís y los cinco de Esquerra Unida no eran los únicos ausentes. Tampoco votaron la sanción a Oltra el presidente de la Generalitat y líder del PP de la Comunidad Valenciana, Alberto Fabra; el presidente de la Diputación de Valencia y del PP provincial, Alfonso Rus, y el diputado Rafael Ferraro, ausentes de sus escaños. Sí que votaron la suspensión de Oltra el expresidente Francisco Camps, la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, o la flamante portavoz del Con-sell, María José Català, así como los cuatro parlamentarios imputados que todavía se sientan en la bancada popular.

Antes de que la votación secreta arrojara un resultado de 52 votos a favor de la sanción, de los diputados del PP, frente a 33 en contra de los socialistas, el portavoz de estos últimos, Antonio Torres, cargó contra el PP, como explicó ya en los pasillos a los periodistas. “Hay tres razones fundamentales por las que no se debe privar a Mònica Oltra de la condición de diputada”, señaló Torres. La primera es que el 8 de mayo el PP se negó a aceptar la propuesta del PSPV-PSOE de reanudar el polémico pleno en el punto en el que Cotino ordenó la expulsión de Oltra para que la diputada pudiera darse por enterada de la advertencia. La segunda es que “ha sido el Grupo Popular quien ha abusado de su mayoría y ha contribuido al desprestigio de las Cortes Valencianas”. Torres citó los sobresueldos de los diputados populares, la negativa a abrir comisiones de investigación sobre la corrupción y la presencia de imputados. La tercera razón consiste en que Cotino “no ejerce con la imparcialidad debida”. Torres pidió su dimisión.

Compromís y EU se niegan a participar en el pleno

A continuación, intervino el portavoz parlamentario del PP, Jorge Bellver, que arremetió contra los socialistas porque Torres declaró en su momento que, a diferencia de lo que hizo Oltra, él sí que habría abandonado el pleno cuando Cotino decidió la expulsión. En los pasillos de las Cortes, Bellver acusó de “entreguismo vergonzoso” a los socialistas. Tras hacer responsable a Oltra de lo ocurrido, el síndic del PP calificó de "comedida" la actuación de Cotino porque no suspendió en sus derechos a la diputada, como era su potestad, el día del incidente, y consideró inaceptable “pedir que no se aplique el Reglamento”.

A Mònica Oltra, concretamente, le ha aplicado el PP el artículo 101 del Reglamento de las Cortes Valencianas, que implica, como recoge textualmente la sanción, “la suspensión temporal de la condición de diputada”. Es algo absolutamente inédito en cualquier parlamento en España porque los precedentes de casos en los que se ha sancionado a un diputado por resistirse a su expulsión (en Galicia en los años noventa y en La Rioja en 2010) implicaron la suspensión de los derechos como parlamentarios, pero no su inhabilitación temporal, en este caso por un mes. Tal vez por eso, la resolución aprobada concreta la sanción a Oltra en que no podrá presentar iniciativas ni asistir a los órganos de la Cámara y en que perderá el complemento por desempeño de su cargo y la indemnización por el ejercicio de la función parlamentaria.

“Me han aplicado una sanción que no corresponde al tipo sancionador”, explicó la propia Oltra tras conocer el resultado del pleno especial. “Eso viola el principio de legalidad. Si querían suspenderme en mis derechos parlamentarios no hacía falta convocar el pleno a puerta cerrada”. La dirigente de Compromís adelantaba así algunos argumentos del recurso que planteará ante el Tribunal Constitucional. La cuestión principal es que el artículo 101, por el que se ha convocado el pleno este miércoles inutiliza “la eficacia del acta” de diputada, y Oltra lo considera inconstitucional.

"No se puede producir por votación de la mayoría de Cotino y sus amigos que no sea diputada, porque diputada me hizo el pueblo, no ellos", aseguró Oltra.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon