Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Príncipe expresa su “empeño” en servir a una España “unida y diversa”

EL PAÍS EL PAÍS 04/06/2014 Natalia Junquera

El Príncipe se ha dirigido hoy a los españoles por primera vez desde que su padre anunció el lunes que le cedía el trono. Acompañado por doña Letizia, ha aprovechado la entrega del premio Príncipe de Viana de la Cultura, en el monasterio de Leyre (Navarra) para hacerlo. Estaba muy emocionado y los ojos se le humedecieron cuando se levantó para leer su discurso y recibió un largo aplauso, en pie, del público: "Permitidme que respete el procedimiento parlamentario iniciado, y me limite a reiterar mi empeño y convicción de dedicar todas mis fuerzas, con esperanza e ilusión, a la apasionante tarea de seguir sirviendo a los españoles, a nuestra querida España, una nación, una comunidad social y política unida y diversa que hunde sus raíces en una historia milenaria", ha dicho.

A dos semanas de ser proclamado rey, don Felipe también ha querido hacer un llamamiento a la unidad. "En periodos de dificultades como los que atravesamos, la experiencia de tiempos pasados plasmada en la historia nos enseña que solo uniendo nuestros afanes, anteponiendo el bien común a los intereses particulares e impulsando la iniciativa, la investigación y la creatividad de cada persona, lograremos avanzar hacia escenarios mejores. Ese es el camino que todos, responsables institucionales, agentes sociales y económicos, entidades y ciudadanos, debemos tener para afrontar con decisión el futuro y ampliar el campo de esperanza que se abre ante nosotros".

El Príncipe también ha querido hacer un guiño a la infanta Leonor, que una vez el Rey firme la ley de abdicación asumirá todos los títulos de su padre: princesa de Asturias, de Girona, y como ha recordado hoy don Felipe, también de Viana.

Los Príncipes se han mostrado muy cariñosos con el premiado, el historiador capuchino Tarsicio de Azcona, de 91 años, autor de una reconocida biografía de Isabel la Católica. "Al hilo de la alta consideración hacia la historia que este premio entraña, puede afirmarse que el mejor conocimiento del pasado favorece que las sociedades avancen con paso firme hacia el futuro, del mismo modo que los árboles precisan de recias raíces afianzadas en la tierra para poder crecer con más fuerza", ha asegurado el futuro Felipe VI.

El fraile capuchino ha agradecido a los Príncipes que, a punto de convertirse en Reyes, hubiesen viajado a Navarra para entregarle el premio: "Os deseo los mayores aciertos en su difícil y honrosa tarea", les dijo. Azcona ha terminado su discurso con un sentido "¡Aúpa, Navarra!".

La presidenta la comunidad foral, Yolanda Barcina, tampoco quiso desaprovechar la ocasión de dirigirse a los próximos reyes: "Os deseo de corazón el máximo acierto, audacia y templanza para que la monarquía vuelva a contribuir a reforzar la convivencia, el bienestar y el progreso de los españoles". "Afrontamos una época histórica repleta de importantes retos sociales, políticos y económicos y en la que es fundamental la estabilidad de las instituciones. El trabajo en común, el diálogo y la estabilidad", ha insistido, "van a ser determinantes para garantizar un mejor futuro".

Después de la entrega del premio, los Príncipes han visitado una exposición sobre la restauración del órgano de la iglesia abacial de Leyre, que se inaugura hoy, y han rendido el tradicional homenaje a los Reyes de Navarra depositando en el sepulcro una corona de flores rojas con la leyenda "Felipe y Leticia, Príncipes de Asturias y de Viana". En esta llamaba la atención que el nombre de la princesa estuviera escrito con c y no con z.

Los Príncipes de Asturias y de Viana, don Felipe y doña Letizia, junto al historiador capuchino Tarsicio de Azcona. © Javier Etxezarreta Los Príncipes de Asturias y de Viana, don Felipe y doña Letizia, junto al historiador capuchino Tarsicio de Azcona.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon