Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El presidente de Equifax dimite tras el ciberataque

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 26/09/2017 EFE
Sede de Equifax en Atlanta. © Mike Stewart Sede de Equifax en Atlanta.

La compañía de solvencia crediticia Equifax ha anunciado este martes la salida de Richard Smith como máximo directivo de la compañía, semanas después de un pirateo informático que pudo haber expuesto datos privados de 143 millones de personas. En un comunicado oficial, Equifax ha anunciado que Smith había decidido inesperadamente pasar a retiro, a partir de hoy mismo, aunque seguirá vinculado a la compañía, sin sueldo, con el fin de completar la transición en la máxima dirección.

La firma, con sede en Atlanta, maneja información de cerca de 820 millones de personas en todo el mundo, y el pasado 7 de septiembre reconoció que entre mayo y julio había sufrido un ataque informático que pudo exponer datos de 143 millones de personas. Entre los datos a los que accedieron los piratas figuran números de tarjetas de crédito de 209.000 consumidores y documentos con información personal de 182.000 individuos.

MÁS INFORMACIÓN

  • Cómo tener todas tus contraseñas bajo control
  • Condenado a 2,5 años de cárcel por instalar un sistema espía en el móvil de su novia
  • Maersk calcula que el ciberataque le costó entre 171 y 256 millones de euros

El "acceso no autorizado" a sus bases de datos fue descubierto el 29 de julio, pero solo fue anunciado semanas después por la compañía, que maneja información de 820 millones de personas y 91 millones de empresas en todo el mundo. Desde entonces, Equifax, una de las tres empresas más importantes de EE UU que informan sobre la solvencia de los consumidores, ha sufrido un desplome bursátil.

Smith deja los puestos de primer ejecutivo y presidente del consejo. Le suple de forma interina Paulino do Rego Barros, que dirigía el área de Asia Pacífico. Sin embargo, la empresa ha anunciado que comenzará a buscar un nuevo director ejecutivo entre candidatos de dentro y fuera de la empresa. Las funciones que mantenía Smith como presidente del consejo de administración las asumirá el consejero Mark Feidler, como presidente no ejecutivo, una designación que, aparentemente, será definitiva.

"El consejo sigue profundamente preocupado y totalmente enfocado en el incidente del ciberataque", ha recordado este martes el nuevo presidente del consejo de administración, Mark Feidler. "Estamos trabajando intensamente para apoyar a nuestros consumidores y hacer los cambios necesarios para minimizar el riesgo de que esto vuelva a ocurrir", agregó.

El mismo comunicado recoge una declaración de Smith, en la que sostiene que para él ha sido "un honor" trabajar en una empresa, que ha estado dirigiendo desde hace doce años y que tiene unos 10.000 empleados. "En esta coyuntura crítica, creo que teniendo en cuenta los mejores intereses de la empresa es mejor que cuente con una nueva dirección", ha afirmado Smith.

Ataque investigado por el FBI

Equifax está presente en 24 países de América, Europa y la región de Asia Pacífico. El ciberataque que sufrió no solo generó una ola de indignación, sino que abrió las puertas a que bancos y otras empresas estudiaran la posibilidad de trasladar sus preferencias en otras firmas rivales, como TransUnion o Experian.

Además, los títulos de Equifax, incluidos en el selectivo S&P 500, han venido cayendo desde entonces. En lo que va de año, las acciones de la firma han perdido un 12 %, y solo hoy estaban cayendo un 1,3 % cerca de la media sesión.

El pirateo informático está siendo investigado por el FBI, mientas que las autoridades están investigando qué responsabilidad pudo tener la firma en estos hechos. Además, se esperan numerosas acciones legales contra la empresa.

El anuncio de la salida de Smith se conoce días antes de que comparezca ante dos comités del Congreso para responder por estos hechos, aunque no se ha confirmado si teniendo en cuenta que ya no es el máximo responsable será reemplazado por otro directivo.

Según fuentes anónimas del The Wall Street Journal, Smith, de 57 años, tenía programado retirarse dentro de dos años, y había dejado claro que no iba a salir de la firma hasta que no ayudara a que se resolvieran los problemas ligados por el ciberataque.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon