Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El problema (sin resolver) del Note 7 ya afecta a los próximos móviles de Samsung

El Confidencial El Confidencial 24/10/2016 Rubén Rodríguez

Samsung continúa investigando para tratar de descubrir por qué sus Galaxy Note 7 se incendian y, de momento, no han conseguido dar con la tecla correcta. El último producto de la compañía surcoreana lo tenía todo para convertirse en uno de grandes 'smartphones' del año, llamado a ser capaz de 'robar' clientes a la todopoderosa Apple. Pero su grave problema, que ha provocado su retirada del mercado, ha supuesto un duro golpe para la firma asiática.

Tras lo ocurrido, la principal prioridad de Samsung no ha sido otra que intentar entender cuál ha sido el fallo que ha provocado que varios terminales entren en lo que parece ser una combustión espontánea (algo que también se ha visto en otros modelos). Sin embargo, tal y como apunta 'The Wall Street Journal', dos meses después de conocerse los primeros incidentes, la compañía sigue sin saber qué causa las combustiones. 

Los expertos tienen algunas pistas sobre lo ocurrido, y casi ninguna coincide. Algunos apuntan a las baterías en sí, otros al 'software' que administra su interacción con el resto de componentes del teléfono, otros al diseño del circuito de carga o incluso al diseño del teléfono que ha podido comprimir en exceso una batería de alta capacidad como la del Note 7.

Un portavoz de la compañía ha reconocido al WSJ que "no identificaron correctamente el problema al inicio", y siguen comprometidos a llegar hasta la raíz del asunto. Cancelar a nivel mundial las ventas del Note 7 sin saber bien qué ocurría con el móvil ha acabado siendo un error fatal que hasta la propia empresa reconoce. Sin saber qué ha pasado, Samsung tampoco puede saber si algo similar puede ocurrir a sus futuros modelos, como el Galaxy S8 que se debería presentar a comienzos del 2017.

(Foto: Reuters) © Proporcionado por El Confidencial (Foto: Reuters)

De hecho, según han confirmado varias fuentes oficiales a 'The Wall Street Journal', los ejecutivos de la compañía han tomado la decisión de detener el desarrollo del Galaxy S8 durante las dos próximas semanas, con la intención de poder encontrar el verdadero problema de sobrecalentamiento del Note 7. Aunque la producción de este modelo fue condenada de por vida, al menos la firma asiática busca aprender del error para no asumirlo en sus próximos terminales.

De hecho Samsung ha recalculado su facturación para dicho periodo hasta reducirla a unos 37.859 millones de euros, lo que supone un 4% menos comparado con su primer pronóstico y un 9% menos con respecto al trimestre julio-septiembre del año pasado. Y mientras intenta saber qué ha ocurrido con el Note 7 (para que no vuelva a suceder), se acumulan las quejas por los problemas con algunos de los modelos actuales. Sin duda, la mayor crisis corporativa de la historia de la compañía. 

© Reuters
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon