Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"El proceso de paz se ha convertido ahora en una realidad viable"

El Mundo El Mundo 14/06/2014 SALUD HERNÁNDEZ-MORA

Desde hacía 16 años Colombia no vivía una elección presidencial tan reñida. Ni de tantos dardos envenenados. Aspirante a la vicepresidencia y nieto de presidente, Vargas Lleras ha ocupado las carteras de Interior y Vivienda, fue senador cuatro legislaturas y candidato en el 2010 por su partido Cambio Radical. Le tentaron para que rompieran con Juan Manuel Santos y se lanzara solo. No lo hizo, prefirió recorrer medio país haciendo campaña a favor del presidente y la coalición de varias formaciones políticas que ha formado y que van desde la extrema izquierda a la derecha con un lema común: continuar el proceso de paz con las FARC en La Habana.

Esta campaña se ha caracterizado por una agresividad exacerbada. Mucha gente saldrá a votar no porque quiera a Santos sino porque detesta a Álvaro Uribe y no quieren que gane su alfil Zuluaga, y al contrario. Las más bajas pasiones se apoderaron de la campaña. No ha habido mucho espacio para evaluar al Gobierno y las propuestas de uno y otro. Es triste que se esté fracturando a la sociedad colombiana no a través de los programas, sino a través de los odios, las pasiones y los rencores. Es lo lamentable que deja esta campaña. Y tampoco eso es inusual en política. En muchos países el voto en contra a veces prima sobre el voto a favor.

© Proporcionado por elmundo.es

Vimos a un Gobierno que en lugar de defender lo hecho se dedicó a poner el espejo retrovisor y a hablar de lo que harán después Hay muchos logros que destacar en cualquier sector, pero la política esta fundamentada en esperanzas, sueños, la gente poco reconoce lo que se ha hecho y quiere saber lo que se va a hacer. En un proceso donde está por medio una reelección el enfoque ha debido ser el de evaluar con objetividad lo positivo y lo negativo, sector por sector. Un par de ejemplos, se duplicó el presupuesto en infraestructura educativa. Colombia batió todos los récords de inversión extrajera directa con 16.500 millones de dólares en 2013, el desempleo de un solo dígito...

Si el panorama que pinta es tan bueno, ¿por qué perdieron en primera vuelta? El Gobierno, los ministros, fuimos incapaces de comunicar los resultados, que han sido muy buenos. Luego se enlodó el debate y focalizó la atención de la opinión publica.

En unas elecciones tan apretadas, ¿qué será lo determinante? ¿la maquinaria electoral? No hay mal que por bien no venga y creo que el resultado de la primera vuelta estremeció a la Unidad Nacional, esperemos que respondan unos partidos que inexplicablemente redujeron su participación. El otro ingrediente que nos hace ser muy optimistas es la llegada de sectores con los que no tenemos compromiso ni compartimos ideología y se han venido a sumar al apoyo al presidente. Son los sectores de izquierda y sindicatos que están trabajando con la misma mística con suelen hacerlo y eso puede representar, particularmente en la capital de la república, una gran diferencia.

¿Cómo explica a un europeo ese cóctel? El proceso de paz ha avanzado como nunca antes, se convierte en una realidad viable y eso es un valor superior que ha convocado a todos los partidos, los más disimiles, para dar su respaldo y su apoyo. Ha sido el elemento aglutinador en esta campaña donde no existen coincidencias en ningún otro campo.

Pero si Santos vence, ¿esos aliados regresan a la oposición? Ellos han anunciado que así será, y los más radicales han dicho que votarán al Presidente Santos pero al lunes siguiente recuperaran su condición de partidos de oposición. Es a esa polarización a la que nos ha conducido esta campaña.

Las firmas españolas llegaron por decenas pero luego se han frenado, no van a todas las licitaciones Recibí más de 40 firmas españolas siendo ministro de Vivienda y no participaron en las licitaciones porque los márgenes eran pequeños. Disuadió que no hubiera avances de fondos. Las condiciones de las autopistas, por otra parte, son rígidas, los tasas de retornos no empieza hasta el sexto año y el endeudamiento es bastante alto. Son pocas las firmas internacionales que han presentado sus propuestas, todas las grandes del mundo tenían interés y tan solo 15 participan. Mi opinión es que hay que introducir correctivos que nos permita tener la experiencia de muchas compañías que deberían venir a Colombia.

Ya intentó una vez llegara la presidencia ¿Será el candidato en 2018? Mi compromiso es poner en marcha el más ambicioso plan de vivienda, seguir con los programas de agua potable y velar porque las obras en materia de infraestructura no solo se adjudiquen si no que se ejecuten. Después veremos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon