Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El PSC plantea la elección directa de 58 diputados y el doble voto

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 25/04/2014 Pere Ríos

Un sistema de doble voto, 58 diputados elegidos de manera directa y Cataluña dividida en siete demarcaciones. Esas son las características más importantes de la propuesta que el PSC envió ayer al resto de grupos parlamentarios para intentar que, 35 años después, Cataluña pueda tener una ley electotal.

El PSC considera que el acuerdo es posible y que el presidente de la Generalitat, Artur Mas, defiende un sistema electoral parecido e inspirado en el sistema alemán que podría favorecer el inicio de una nueva cultura política.

La propuesta socialista prevé la creación de 57 distritos en toda Cataluña más otro para los residentes en el extranjero. Cada uno de ellos elegiría solamente a un diputado entre las diversas opciones políticas, que respondería ante sus ciudadanos, además de ante el partido. El resto de parlamentarios se escogerían como hasta ahora por el sistema tradicional de la ley D’Hont a partir del resultado obtenido en cada una de las siete demarcaciones electorales: Barcelona ciudad, Barcelona metropolitana este, Barcelona metropolitana oeste, Cataluña Central, Tarragona y Ebro, Lleida, Pirineo y Vall d’Aran y, finalmente, Girona.

Los socialistas consideran que su propuesta mejora la proporcionalidad del sistema actual, garantiza un adecuado equilibrio territorial, supone un sistema más sencillo de cara al elector y crea un elevado número de distritos uninominales, el PSC se muestra dispuesto a consensuar su propuesta y a introducir “mejoras” y modificaciones, pues en el diseño territorial de los distritos concreta incluso qué municipios formaría parte de cada uno de ellos. Un total de 29 comarcas conservan su integridad territorial en los nuevos distritos y en siete casos incluso coincide el distrito con el ámbito comarcal. Otras 12 comarcas quedan divididas entre dos o más distritos electorales.

Fuentes de CiU aseguraron ayer que estudiarían “a fondo y con ganas” la propuesta socialista, aunque el reparo inicial que plantean los nacionalistas es que la provincia de Barcelona ganaría entre seis y ocho diputados en detrimento de las otras tres. Los socialistas, por el contrario, sostienen que su propuesta introduce un equilibrio demográfico que actualmente no se da con la división por provincial. También entienden que la nueva división electoral reconoce las ciudades medidas de Cataluña (Lleida, Reus, Tarragona, Manresa, Mataró, Girona o Santa Coloma de Gramenet) y les otorga un distrito electoral e incluso dos (Sabadell, Terrassa, L’Hospitalet y Badalona).

La extrapolación de votos que han hecho los socialistas con su propuesta de ley electoral dibuja unos resultados electorales prácticamente idénticos a los que se han producido en las últimas tres elecciones autonómicas, con una horquilla de entre tres diputados menos o uno de más a los obtenidos por cada formación.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon