Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El recaudador de Esperanza Aguirre ingresó en el PP 303.000 euros en efectivo

El Mundo El Mundo 19/02/2016
© JUAN MEDINA / REUTERS

El histórico gerente del PP de Madrid, Beltrán Gutiérrez, administró en menos de un mes del año 2004 303.000 euros de dinero en efectivo de presumible origen fraudulento que fueron ingresados en fajos de billetes, en al menos cinco ocasiones por él en persona, en las cuentas de la formación o de la fundación del partido, Fundescam, en 42 operaciones sucesivas de menudeo entre el 19 de febrero y el 11 de marzo de aquel año. Se trata de fechas llamativamente próximas a la primera campaña de Mariano Rajoy como candidato del PP a la Presidencia del Gobierno: las elecciones tuvieron lugar el 14 de marzo, tres días después de la matanza del 11-M, y en ellas venció el PSOE de Rodríguez Zapatero.

De hecho, en la contabilidad B que fueron elaborando Luis Bárcenas y Álvaro Lapuerta se aprecia de manera coincidente cómo en esas semanas se producía un incremento sustancial de la generosa actividad donante de grandes empresarios al partido en el poder.

Fuentes que tuvieron acceso directo a esa operativa señalaron sin embargo a este diario que la misma se dirigía a liquidar saldos pendientes correspondientes a la campaña de las autonómicas de octubre de 2003, en las que Esperanza Aguirre obtuvo por primera vez mayoría absoluta.

Se trata de los comicios que se repitieron después de que los diputados del PSOE Eduardo Tamayo y María Teresa Sáezprotagonizasen de manera sorpresiva un episodio de transfuguismo que evitó en junio de aquel año la investidura del socialista Rafael Simancas. Al frente del PP madrileño no se encontraba todavía ella, sino Pío García-Escudero, actual presidente del Senado. En todos los casos, los abonos se produjeron en sucursales bancarias situadas a escasos metros de la sede de Génova, 13: principalmente el Santander, en Génova, 25; y Cajamadrid, en Génova, 10.

Las mismas fuentes documentaron a este periódico que el conseguidor, a través de donaciones de grandes empresarios, de al menos 150.000 euros de ese dinero en metálico que circuló al margen del circuito transparente declarado ante el Tribunal de Cuentas fue José Manuel Fernández Norniella, entonces presidente del Consejo de Cámaras de Comercio y notoria mano derecha de quien era vicepresidente económico, Rodrigo Rato. Norniella se encuentra actualmente imputado en el escándalo de presunta corrupción que afecta a Rato y también por las tarjetas black de Cajamadrid. A un margen de los extractos bancarios obtenidos por este diario aparece manuscrito «100.000 Norni en efectivo», en un caso y, en otro, «entrega efec. Norniella», correspondiente a una transferencia de 50.000 euros de la Tesorería del PP nacional a la formación regional.

Beltrán Gutiérrez se encuentra en el foco de la actualidad después de haber sido interrogado el viernes pasado por la Guardia Civil tras una operación en la que fue registrada la sede del PP de Madrid en la primera planta del edificio de Génova y a él se le requisó un ordenador.

Según las fuentes de la investigación citadas por este diario, los agentes buscaban pruebas de posibles blanqueo y cohecho: lo que se indaga es si la constructora OHL, una de las mayores del país, financió de forma irregular las campañas de Esperanza Aguirre a cambio de adjudicaciones de su Ejecutivo autonómico. Javier López Madrid, consejero de OHL y yerno de su presidente, el influyente Juan Miguel Villar Mir, habría entregado casi dos millones de euros a la formación regional, cuyo receptor habría sido Gutiérrez.

© El Mundo

La abundante documentación que obra en poder de este diario muestra que Gutiérrez habría acudido en al menos en dos ocasiones con una gran cantidad de billetes a la oficina del Banco Santander: el 19 de febrero y el 9 de marzo.

La primera vez, Gutiérrez efectuó cuatro abonos uno detrás de otro de 25.000, 30.000, 20.000 y nuevamente 25.000 -sumando 100.000 en total-, en la cuenta del PP de Madrid, todas entre las 11.44 y las 11.45 horas de aquel 19 de febrero y ante el mismo cajero de esa sucursal bancaria. En ese momento, la formación mantenía en la entidad financiera un exiguo depósito de 4.680,34 euros.

El gerente de García-Escudero y luego de Aguirre regresó al banco a las 9.09 horas del 9 de marzo, a cinco días de las elecciones, para ingresar otros 50.000 euros, nuevamente en metálico y en la misma cuenta.

La reciente operación en la que fue interrogado Gutiérrez tiene su origen en el hallazgo de una serie de anotaciones en la agenda del ex número dos del PP de Madrid Francisco Granados, descubierta durante la investigación del caso Púnica. Por estos motivos, Esperanza Aguirre presentó su renuncia a la Presidencia del partido el pasado domingo.

Gutiérrez fue gerente de la formación madrileña durante 11 años, entre 2003 y 2014, y fue un cargo siempre de la máxima confianza de Esperanza Aguirre. Tal es así que, cuando la secretaria general del PP, María Dolores de Cospedal, ordenó su cese por haber gastado 58.000 euros con las tarjetas opacas al fisco de Cajamadrid, la presidenta lo mantuvo a sueldo de la formación regional.

Los 103.000 euros restantes hasta completar los 303.000 euros en efectivo fueron ingresados por empleados del partido en 36 sucesivos abonos de pequeñas cantidades, siempre inferiores a 3.000 euros para burlar los controles antiblanqueo, en la cuenta de la Fundación Fundescam, según una operativa que ha sido descrita en los últimos días por el diario digital El Español. Esa publicación adelantó además que Gutiérrez ya habría aportado más de 210.000 euros en efectivo durante 2003 para financiar esa misma campaña de Esperanza Aguirre, anotación que también se encuentra en la documentación con la que cuenta EL MUNDO, por lo que las cantidades de presumible origen fraudulento para esos comicios superarían el medio millón.

El menudeo de ingresos para Fundescam se inició el 27 de febrero con el troceo de seis cheques que sumaban en conjunto 17.130 euros y fueron expedidos, según las fuentes y la documentación de este periódico, por la empresaria Esther Koplowitz, accionista mayoritaria del gigante de la construcción FCC. La operativa concluyó durante la mañana del 11-M, con la ciudad desolada tras el atentado islamista en el que fueron asesinadas 191 personas.

La investigación del caso Gürtel ha confirmado un trabajo del diario Público según el cual el PP de Madrid se concertó con las empresas de Francisco Correa para abonarle de forma fraudulenta gastos electorales a través de Fundescam.

El PP de Madrid no había respondido al cierre de esta edición a la diligencia de este periódico.



Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon