Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El 'Robin Hood' que quiere pagarte por todo el tiempo que pasas online

El Confidencial El Confidencial 08/10/2016 Marta Sofía Ruiz

Primero ‘hacker’ adolescente que se las vio con el FBI y luego asesor de seguridad, Anthony Zboralski fue uno de los miembros del famoso club w00w00. Sin embargo, su carrera ha seguido derroteros muy distintos a las de otros miembros de este particular grupo de adolescentes inquietos. Algunos de sus viejos compañeros de aventuras acabaron creando grandes éxitos, como Jan Koum, cofundador de Whatsapp, o Shawn Fanning, cofundador de Napster.

Convencido de que las empresas de internet se aprovechan de los usuarios, y probablemente menos preocupado por hacerse rico que algunos de sus viejos amigos, Zboralski ha montado una particular ‘startup’ llamada Belua, con la que pretende que la atención que prestamos en la Red nos genere beneficios.

Anthony Zboralski cree que las empresas de internet abusan de los usuarios. © Proporcionado por El Confidencial Anthony Zboralski cree que las empresas de internet abusan de los usuarios.

Según su razonamiento, cada vez que tuiteamos, le damos un ‘me gusta’ a una publicación de Facebook o seguimos a alguien en cualquier red social, estamos dando nuestro tiempo a cambio de nada. “La atención es valiosa y no deberíamos regalarla sin pensar, porque tiene un impacto. Ahora mismo la estamos dando a un precio negativo”, explica Zboralski a Teknautas.

Según el experto, Google es un buen ejemplo de ese lucro: la gente ha depositado su interés en el buscador, pero no ha recibido lo que, en su opinión, sería su parte de las ganancias. “Están alquilando tu mente, pero no te llega nada del dinero”, concreta.

Por ello, todavía en su segunda fase ‘beta’, Belua se presenta como “un banco central para la atención y la relevancia”, que pretende que los usuarios inviertan su valioso tiempo en promover resultados de búsqueda, artículos, vídeos o incluso amigos. Esto quiere decir que cada vez que veamos un vídeo que nos parezca interesante, nos guste una foto o compremos un producto que todavía no es popular, podremos traducir ese interés en una inversión. Si el objeto de nuestra atención se hace popular, podremos recibir parte de las ganancias.

Belua tiene el aspecto de un buscador de internet. © Proporcionado por El Confidencial Belua tiene el aspecto de un buscador de internet.

Otro de los versos sueltos

Leedham Te Kani es otro de los fundadores de Belua y otro de los versos sueltos que cree que la atención de los usuarios debería ser recompensada. Aristócrata maorí, estudió artes visuales antes de trabajar en el campo de la ingeniería social y, además, ha pasado mucho tiempo estudiando los movimientos sociales y las comunidades para entender cómo funcionan. Mientras investigaba sobre la comunidad de un videojuego conoció a Zboralski y se hicieron buenos amigos. Leedham explica a Teknautas que ambos comparten muchas ideas sobre cómo contribuir a la sociedad. “Muchas sociedades tribales, como los maoríes, piensan en la riqueza como capital social: cómo contribuimos a la sociedad, cómo ayudamos a otros. La filosofía de diseño de Belua sigue este ideal”.

Leedham Te Kani, uno de los cofundadores © Proporcionado por El Confidencial Leedham Te Kani, uno de los cofundadores

Todavía dando sus primeros pasos, los fundadores de Belua, una suerte de Robin Hoods de la Red, tienen planificado un sistema en el que la atención de los usuarios sea la base del mercado. Por el momento, funcionan bajo la imagen de un buscador que también da acceso a la cartera de inversiones del usuario, pero esta primera presentación es únicamente una prueba de concepto para mostrar cómo podría implementarse la idea. Mientras, se encuentran trabajando en una ‘app’ que, según Zboralski, será “mucho más interesante que ese buscador minimalista”.

Para que todo esto funcione y los internautas de a pie seamos los protagonistas, esta ‘startup’ ha desarrollado una moneda, o un valor, llamado INT, que los usuarios reciben simple y llanamente por cada día que utilizan Belua. Después, pueden invertir sus INT en contenidos que les interesen (personas, artículos, videojuegos o cualquier otra cosa) y, si su inversión es relevante o se hace viral, pueden ganar dinero.

“Generamos dinero para los usuarios a través del proceso de que ofrezcan INT a otros usuarios o empresas que buscan comprarlos”, detalla el cofundador. Con este sistema, el dinero se obtiene gracias a aquellas empresas que quieren promocionarse y adquieren INT e invierten en contenido para promocionar su marca. La diferencia con otros métodos, como gastar en publicidad en Google, es que una vez que se hacen populares no necesitan seguir invirtiendo para mantener su presencia si ya tienen la atención de los usuarios.

“Puede ser que algo tenga muchos INT porque es popular y famoso, así que no depende del gasto que se haga. Puedes ser una compañía pequeña pero tu popularidad y el apoyo de tus fans puede hacerte tan conocida como una que no sea tan popular y que emplee mucho dinero en ‘marketing’. Tus amigos y tu familia, por ejemplo, pueden incrementar tu valor”, concreta Leedham.

La clave del sistema radica en que, cuando los usuarios invierten su atención, Belua lo traduce en un porcentaje de acciones, como en un mercado de valores. Aquellos que alojan el contenido reciben la mayor parte de esos INT invertidos por los usuarios, monetizando sus publicaciones, y los usuarios perciben las acciones mencionadas. Los proveedores de contenido podrán cambiar los INT recibidos por dinero y los usuarios, además de poder vender sus INT, podrán recibir dividendos de esas acciones o transferirlas.

Con base en Londres y dando pasos oficialmente desde 2014, Belua consiguió 500.000 libras (unos 550.000 euros) en su primera ronda de financiación y está actualmente valorada en 3,5 millones de libras (3,85 millones de euros). Hubert Chenut, Jim Geovedi, Tanis De Voogd y Matthieu Foillard completan la lista de sus fundadores, que aún tratan de explicar a sus potenciales usuarios en qué consiste realmente el proyecto y su intento de cambiar el mundo digital dándole más poder al usuario. Su éxito dependerá, precisamente, de que los internautas les presten atención. 

Fotograma de la película Robin Hood, protagonizada por Russell Crowe © Externa Fotograma de la película Robin Hood, protagonizada por Russell Crowe
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon