Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El salto de calidad de «La Fábrica»

ABC ABC 10/02/2016 R. Cañizares

Los canteranos del Madrid celebran un tanto © Diario ABC Los canteranos del Madrid celebran un tanto Hasta hace pocos días, el temor venía de los petrodólares procedentes de la nobleza de Oriente Medio y de la cascada de millones que aglutina la Premier League gracias a sus suculentos acuerdos de patrocinio. Pero en los últimos meses y, sobre todo, semanas, hay una nueva amenaza que también podría intimidar el futuro a medio-largo plazo del Real Madrid en la élite del fútbol: el desembarco de grandes fortunas asiáticas. Tras los aterrizajes de Peter Lim en el Valencia y de Wang Jianlin en el Atlético, emerge otro músculo oriental desconocido hasta la fecha: el impactante poder económico de la Liga china, que está rompiendo el mercado con fichajes multimillonarios y propuesta de cantidades desorbitadas de dinero a las grandes estrellas del deporte rey.

«Será muy complicado competir en el futuro contra todos estos millones», comenta Florentino Pérez cuando se le pregunta por estas cantidades ingentes y exóticas de dinero que avecinan profundos cambios en el mundo del fútbol. No le falta razón al mandatario blanco y, por ello, trabaja desde hace tiempo en mejorar y ampliar los contratos que tiene ya firmados con las distintas marcas comerciales que esponsorizan al club blanco, así como en encontrar nuevas vías de financiación que ayuden a seguir fichando a los mejores jugadores del mundo.

Pero estos no son los dos únicos movimientos que está llevando a cabo el Real Madrid. Su apuesta para pelear contra los nuevos ricos del fútbol también pasa por fichar a los mejores productos nacionales del mañana (como hicieron con Asensio y Vallejo el pasado verano) y volver a poner el foco en la cantera, uno de los grandes pilares de la centenaria historia del Real Madrid.

Jugadores inteligentes

La contratación de Víctor Fernández como jefe de «La Fábrica» conllevó la llegada de Juanlu Martínez, considerado por los entendidos como el mejor metodólogo del mundo del fútbol: «Es el Paco Seirul·lo del presente y del futuro y podemos presumir que lo tenemos en nuestra cantera», se escucha entre las cuatro paredes de Valdebebas. Seirul.lo ha sido uno de los grandes artífices del éxito de La Masía y del preciosista estilo de juego del Barcelona de los últimos veinte años, y esa figura era demandada en el Real Madrid desde hace bastante tiempo. Con Juanlu Martínez, «La Fábrica» se ha blindado para el futuro: «Lleva mucho tiempo investigando el cerebro del futbolista con el objetivo de crear jugadores inteligentes, distintos e imaginativos. Y ese es el camino que quiere seguir la cantera del Real Madrid. El talento por encima de cualquier otra cualidad», detallan entre bambalinas en el club blanco.

«Smartfootball» es como se conoce la revolucionaria metodología de Juanlu Martínez que desde el pasado mes de septiembre está implementando en la cantera del Real Madrid: «Quiere que todos los equipos de la cantera basen su fuerza en la creatividad y en cómo potenciar esa creatividad para interpretar las situaciones de juego del modo más inteligente posible».

Valenciano de 46 años, Juanlu Martínez hizo sus pinitos como jugador en la cantera de Mestalla y en el Xátiva, pero pronto abandonó la profesión de futbolista para centrarse en la investigación del deporte rey. De hecho, fue uno de los primeros doctores de Educación Física en España y ya dejó su sello de autor en las categorías inferiores del Español durante once temporadas, hasta el verano de 2011, cuando abandonó la entidad catalana dejando a trece jugadores de la cantera como integrantes del primer equipo.

Entonces, el Madrid ya se interesó en él para poner en marcha en «La Fábrica» un centro de tecnificación y de I+D, pero finalmente no llegaron a un acuerdo y Juanlu acabó como jefe en las categorías inferiores del Dínamo de Moscú, lugar que ocupó con bastante éxito hasta el pasado verano.

Pero Víctor Fernández llevaba años siguiéndole la pista y tras firmar por el club blanco, le convenció para abandonar el frío de Rusia y unirse a esta nueva y apasionante aventura en el Real Madrid que haga de «La Fábrica» la mejor cantera del mundo en un plazo estipulado de tres a cinco años.

MÁS EN MSN

-La última burla de Piqué en twitter, por la hamburguesa de Torres

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de ABC

image beaconimage beaconimage beacon