Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El sargento Bergdahl, ¿héroe o desertor?

El Mundo El Mundo 02/06/2014 EL MUNDO

El sentimiento de orgullo y heroicidad expresado por muchos de los funcionarios de la Administración de Obama tras la liberación del sargento parece que no es compartida por todos. Según publica la, algunos de los compañeros que sirvieron junto a Bergdhal aseguran que se trata de un "desertor" cuyos "actos de egoísmo" le costaron la vida a "hombre mejores".

"Yo estaba enojado entonces y aún lo estoy más ahora con todo lo que está sucediendo", dijo el ex sargento Matt Vierkant, miembro del pelotón de Bergdahl cuando desapareció el 30 de junio de 2009. "Bowe Bergdahl desertó durante el tiempo de guerra y sus compatriotas estadounidenses perdieron la vida durante su búsqueda".

Según Vierkant, Bergdahl debe no sólo reconocer sus acciones públicamente si no también enfrentarse a un juicio militar por deserción bajo el Código Uniforme de la Justicia Militar.

Este domingo, el secretario de Defensa, Chuck Hagel, fue preguntado por estas acusaciones y si de ser ciertas el soldado recientemente liberado iba a ser castigado. Hagel ni confimó ni desmintió dichas informaciones y se limitó a responder que la prioridad ahora mismo es "asegurar el bienestar y la salud del soldado y reunirlo con su familia". "Otras circunstancias o preguntas que puedan darse serán tratadas más adelante", se limitó a decir Hagel.

Tras su liberación, después de cinco años de cautiverio en Afganistán, Bergdahl fue trasladado a un hospital en Alemania donde ha sido sometido a varias pruebas para comprobar su estado de salud.

Lo cierto es que son varias preguntas que rodean la desaparición de Bergdahl. Detalles contradictorios ya han surgido acerca de cómo los militantes lograron capturar Bergdahl. Los relatos publicados han variado mucho, desde las acusaciones de que abandonó su puesto hasta que fue agarrado cuando estaba en la letrina.

Según los relatos en primera persona de los soldados de su pelotón, Bergdahl, mientras estaba de guardia, dejó sus armas y se alejó del puesto de observación con nada más que una brújula, un cuchillo, agua, una cámara digital, y un diario.

Al menos seis soldados murieron en las horas posteriores mientras buscaban Bergdahl, y muchos soldados de su pelotón dijeron que los ataques parecían aumentar en contra de Estados Unidos en Paktika Provice en los días y semanas que siguieron a su desaparición.

Muchos de los compañeros de las tropas de Bergdahl han explicado a la CNN que firmaron no divulgar nada sobre la desaparición de Bergdahl y los esfuerzos por capturarlo. Algunos estaban dispuestos a mostrar dichos documentos, con la esperanza de que la verdad saliera sobre un soldado que ahora temen está siendo aclamado como un héroe, mientras que los hombres que perdieron la vida en busca de él no se tienen en cuenta.

Incluso se ha creado una página en Facebook 'Bowe Bergdahl is not a hero' (Bowe Bergdahl no es un héroe) donde comparten las historias en las que detallan su resentimiento.

Otros testimonios también apuntan a la deserción del soldado. Es el caso del es soldado Joseph Baggett, que también estuvo en la Blackfoot Company. Baggett confirma que Bergdahl dejó su puesto: "Nadie sabe si él desertó o es un traidor o fue secuestrado. Lo que sí sé es que él estaba allí para protegernos y en su lugar decidió dejar de lado a América. No sé por qué hizo eso, pero nosotros dedicamos gran parte de nuestros recursos a encontrarle y algunos de esos recursos fueron las vidas de soldados".

Además, los correos enviados por el soldado Bergdahl días antes de su secuestro a sus padres y publicados por la revista 'Rolling Stone' (aunque no han sido autentificados) muestran que él estaba desilusionado con la misión de Estados Unidos en Afganistán y que había perdido la fe en la misión del ejército de EEUU.

Bergdahl dijo a sus padres que estaba "avergonzado de ser incluso estadounidense". El soldado, que envió por correo su uniforme y sus libros, también escribió:. "El futuro es demasiado bueno para desperdiciarlo en la mentira, y la vida es demasiado corta para estar condenando a otros, así como para gastarlo en ayudar a los tontos con ideas que están mal ".

La liberación del soldado se produjo este domingo y las críticas no han parado desde entonces. A cambio del sargento, el Gobierno de Barack Obama ha liberado a cinco líderes talibán con amplios historiales de violencia y de defensa del integrismo más fanático. Varios de ellos han tenido contacto directo con Al Qaeda y ordenado matanzas de musulmanes chiíes.

Bergdah era el único soldado estadounidense prisionero en Afganistán, un conflicto en el que, sin contar a los soldados regulares afganos, han fallecido 2.323 militares de ese país y 1.119 de otras nacionalidades.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon