Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El silencio de Sarkozy y la indignación de los parlamentarios

El Mundo El Mundo 18/06/2014 JUAN MANUEL BELLVER
© Proporcionado por elmundo.es

"Si se confirma que Nicolas Sarkozy estaba al tanto de la contabilidad amañada durante su última campaña electoral, no debería plantearse de ningún modo volver a la escena política ni mucho menos presentarse a unas primarias de la la Unión por un Movimiento Popular (UMP)", ha sugerido este miércoles el diputado por París de dicha coalición Bernard Debré.

Corren malos tiempos para el partido conservador francés, después de que el presidente de la misma, se viera obligado a dimitir en mayo por culpa del affaire Bymalion y el director adjunto de la fallida campaña presidencial de 2012, Jérôme Lavrilleux, permaneciera este martes 12 horas en detención provisional mientras prestaba declaración en las oficinas de la Brigada Anticorrupción de la Policía Judicial (PJ). La investigación preliminar, ordenada por la fiscalía de París, se refiere a las facturas falsas que la filial de Bygmalion Event & Cie emitió para ocultar los excesos presupuestarios del ex jefe de estado en su intento de revalidar su mandato.

Mientras que las autoridades prosiguen sus pesquisas sobre semejante entramado contable, el triunvirato formado por los ex primeros ministros Alain Juppé, Jean-Pierre Raffarin y que asegura de forma interina la dirección de la UMP hasta los próximos comicios internos, ha enviado una carta a los militantes recalcando su voluntad de "ir hasta el fondo del asunto", ha nombrado un nuevo tesorero, Jacques Laisné, y ha encargado una auditoría externa.

No es para menos, ya que, según el website Sarkozy ocultó hasta 17,7 millones de euros a las autoridades de control financiero en los gastos de su campaña, de forma a que sus cuentas se adaptasen a lo que establece la ley electoral francesa para la carrera al Elíseo, que es un gasto máximo de 22.509.000 euros para los dos candidatos que lleguen a la segundo ronda. Como se recordará, el Constitucional ya sancionó a la UMP en julio de 2013 privándola de los 11 millones de ayudas estatales que le correspondían por estimar que su candidatura había sobrepasado en casi 600.000 euros el techo fijado.

Una denuncia 'en nombre de los militantes'

Pero aquellos 600.000 euros de exceso no son nada comparados con los 17,7 millones de euros a los que alude la revista digital que dirige Edwy Plenel, que publicó el martes documentos internos de Event & Cie, la filial de Bygmalion para organización de eventos que montó en 2012 los 44 mítines de Sarko. De acuerdo con Mediapart, los agentes de la PJ habrían descubierto, en alguno de los registros efectuados hace 20 días en la sede del partido y de su gabinete de comunicación, una llave USB en la que figuran, en una carpeta, los cargos oficiales declarados a la comisión de cuentas de campaña y, en otra, los precios reales de cada mitin, por lo general tres o cuatro veces superiores.

"Nunca he estado al corriente de dichas irregularidades y pido a los franceses que crean en mi integridad. Mis colaboradores abusaron de mi confianza", declaró el mes pasado Copé a las cámaras de TF1, tras anunciar su renuncia. que en abril ganó los comicios municipales y el 25 de mayo quedó segunda en los europeos, no había otra salida que esa.

Pero los militantes del principal partido de la oposición galo no se conforman y la caída del ambicioso Copé. "Resulta inadmisible que todo el mundo se lave las manos. Cuando usted es propietario de un negocio, usted es responsable de lo que sucede en su casa", afirma Bernard Debré. Y no es el único parlamentario indignado, ya que Etienne Blanc y Pierre Morel-A-L'Huissier han anunciado que presentarían esta semana una denuncia "en nombre de los militantes" para que se sepa toda la verdad y las cuentas fraudulentas de la campaña presidencial de Sarkozy. Entretanto, el ex presidente sigue callado, acaso porque sabe que cualquier cosa que diga ahora sobre este tema puede ser usada en un juicio en su contra. Y no es el único caso judicial que planea sobre él, ya que las tramas Karachi y Bettencourt le persiguen cada vez más de cerca.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon