Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Supremo avala que los alumnos de FP hagan la Selectividad de su temario

EL PAÍS EL PAÍS 05/06/2014 Elsa García de Blas

El Tribunal Supremo ha anulado la norma que obligaba a los alumnos de Formación Profesional a examinarse en la Prueba de Acceso a la Universidad (PAU) de las materias de Bachillerato, cuando se presentan a la fase específica para subir nota. El alto tribunal confirma una sentencia de la Audiencia Nacional y da la razón a la patronal de centros católicos, frente al recurso del Ministerio de Educación. El Supremo entiende que la orden vulnera una norma de rango superior, un real decreto que decía que debían de poder examinarse de su propio temario. La decisión judicial llega en plena Selectividad: en cuatro comunidades ya ha empezado a celebrarse la prueba de acceso, y en el resto comienza la semana que viene.

más información
  • Bachillerato y FP tendrán igual examen para subir nota en Selectividad
  • El 14% de los nuevos alumnos universitarios procede de la FP
  • Las universidades quieren retrasar la reforma de acceso a los campus
  • ESPECIAL Todas las notas de corte

El conflicto viene de 2010, cuando el Ministerio de Educación, dirigido entonces por Ángel Gabilondo (PSOE), dictó una orden (Orden EDU/3242/2010, de 9 de diciembre) en la que regulaba el contenido del examen de la fase específica de la Prueba de Acceso a la Universidad (la PAU tiene una fase general y una fase específica para mejorar nota). Los alumnos de la FP superior pueden presentarse solo a la específica cuando quieren completar su calificación para llegar hasta 14 puntos, porque su nota de admisión se obtiene haciendo la media entre los módulos del ciclo formativo con un máximo de 10 puntos, y hay carreras que tienen notas de corte de más de 10. La orden fijó que el contenido de los temarios de la fase específica fuera el de "las materias de modalidad de segundo de bachillerato". Es decir, el mismo examen tanto para los de Bachillerato como para los de FP.

Pero una norma de rango superior (el Real Decreto 1892/2008) había determinado antes, en 2008, que el examen de la fase específica debía estar, sin embargo, "relacionado con un tema del temario establecido (...) para cada una de las enseñanzas relativas a los títulos de Técnico Superior, Técnico Superior de Artes Plásticas y Diseño y Técnico Deportivo Superior". O lo que es lo mismo, que debía estar basado en el propio temario de FP. "Al actuar así", decía la sentencia de la Audiencia Nacional que ahora confirma el Supremo, "la orden ha prescindido del verdadero espíritu y finalidad de la prueba específica", que es "garantizar las mismas oportunidades a todos los estudiantes en aquellas enseñanzas universitarias donde se presentaran situaciones de concurrencia competitiva".

El Supremo considera, por tanto, que la "abierta contradicción" entre el Real Decreto del Gobierno y la orden del Ministerio de Educación, de rango inferior, vulnera el principio de jerarquía normativa, y por eso determina la "nulidad plena" del artículo 62.2 de la orden. Un total de 284.100 alumnos se presentaron el año pasado a la Selectividad, de los cuales 11.811 procedían de la FP, según datos del Ministerio de Educación.

La patronal de los centros católicos, Escuelas Católicas, lamenta que "el actual Ministerio de Educación no haya solventado el problema generado por el Gobierno socialista y haya dedicado sus esfuerzos a presentar un recurso de casación, en lugar de reformar la regulación de la PAU o elaborar los temarios específicos para el alumnado de Grado Superior". Los alumnos de FP, argumentan, se ven perjudicados con este conflicto. "Es como si tuvieran una, dos o tres asignaturas más, porque les obligan a prepararse unas materias que no son las que han estado cursando", asegura José Antonio Poveda, abogado de Escuelas Católicas.

La sentencia del Supremo genera, según el letrado, una "situación de inseguridad" para los alumnos de FP que ya se están examinando de la PAU. "Si alguno impugnara las pruebas habría que ver qué ocurre", indica Poveda. La pelota está ahora en el tejado de las universidades. Fuentes del Ministerio de Educación indican que, tras la entrada en vigor de la Ley Orgánica de Mejora de la Calidad Universitaria (LOMCE) los campus tienen libertad para establecer las pruebas y los mecanismos de acceso que quieran para cada una de sus titulaciones. La reforma, que elimina la Selectividad e instaura un sistema de reválidas, se aplica desde este año a los alumnos de FP (no así para el grueso de alumnos, para los que comienza en el curso 2017-2018), por lo que son las facultades las que deciden cómo completan su nota hasta 14 puntos, porque ya no están obligados a hacer la parte específica de la Selectividad. Eso sí, la mayoría de los campus ha optado por dejar el sistema igual a como se venía haciendo hasta ahora, tal y como acordaron los vicerrectores el pasado mes de marzo, porque no les parece bien que coexistan dos sistemas diferenciados y, porque, argumentaron, no les daba tiempo a aplicarlo este curso. El resultado es que los alumnos de FP siguen haciendo la PAU específica con el temario de Bachillerato, pero ahora en base a la libertad que deja la Ley Wert a las universidades.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon