Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El supuesto asesino de una joven de 20 años en Cartagena ingresa en prisión

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 28/09/2017 Virginia Vadillo
Concentración en al puerta del Palacio Consistorial del Ayuntamiento de Cartagena para condenar la muerte de la joven asesinada. © José Albaladejo Ros Concentración en al puerta del Palacio Consistorial del Ayuntamiento de Cartagena para condenar la muerte de la joven asesinada.

MÁS INFORMACIÓN

  • La súplica de una víctima de agresión sexual para que las autoridades investiguen su caso
  • La ley de violencia machista incluirá a las madres de niños asesinados por su padre
  • El maltratador mata en casa, a traición y con alevosía

El joven de 22 años acusado de asesinar este lunes en Cartagena a su expareja, de 20, que lo había denunciado por amenazas solo una hora antes de que se cometiera el crimen, ha ingresado este jueves en prisión provisional acusado de los delitos de amenazas, allanamiento y asesinato. El supuesto agresor, Adrián S.C., natural de Málaga, permanecía detenido desde el lunes y no había pasado antes a disposición judicial porque tuvo que ser ingresado en el hospital y operado de diversas heridas que pudo provocarse al tratar de huir del lugar del crimen.

Este jueves por la mañana, una comisión judicial del juzgado de Violencia sobre la Mujer de Cartagena se ha trasladado al hospital para tomarle declaración y, tras recibir el alta hospitalaria este mediodía, el juez ha decretado su ingreso en prisión provisional. Los hechos tuvieron lugar en torno al mediodía del lunes cuando, según fuentes de la investigación, el agresor acudió al domicilio de la joven, también española, y le asestó varias puñaladas.

El hombre habría accedido a la casa a través de un balcón trasero utilizando una escalera que había comprado ese mismo día. Fueron los propios vecinos quienes alertaron a las fuerzas de seguridad y quienes retuvieron al hombre y forcejearon con él hasta que llegó la Policía Local de Cartagena y lo detuvo. Las mismas fuentes relataron que la chica, Rosa María S. P., había denunciado al supuesto agresor apenas una hora antes de ser asesinada.

Aseguraba que estaba recibiendo amenazas por no querer retomar con él una relación sentimental que habían roto meses atrás. La familia de la víctima ha mostrado su indignación por la falta de eficacia de los protocolos de prevención, que no pudieron activarse a tiempo dado el escaso margen transcurrido entre la interposición de la denuncia y la agresión.

Este juevas se ha celebrado un funeral en su memoria en la ermita del monte Calvario de la ciudad, aunque su cuerpo no podrá ser aún incinerado,como deseaba la familia, sino que permanecerá unos días en el Instituto de Medicina Legal de Cartagena para practicarle pruebas complementarias a la autopsia.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon