Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El tipo máximo del IRPF bajará hasta el 48%

El Mundo El Mundo 18/06/2014 FRANCISCO NÚÑEZ
© Proporcionado por elmundo.es

El Gobierno va a seguir la recomendación del comité de expertos y la reforma fiscal contemplará una tarifa en el IRPF con un tipo máximo del 48% frente al 52% actual. Este porcentaje, que beneficia a las rentas declaradas más altas, coincide con el que el PP estableció en la reforma de Aznar en 1988. El Ejecutivo también estudia la posibilidad de que tributen las indemnizaciones por despido que ahora están exentas.

Obviamente, el último tramo de los cinco que compondrá la tarifa del IRPF, será modificado para que ese tipo máximo se aplique mucho antes de los 300.000 euros de ingresos con que ahora se aplica ese 52%. De esta forma, España dejará de ser el quinto país del mundo con un mayor tipo marginal (en Cataluña llega al 56%) y que según los expertos tiene un carácter confiscatorio. Los sabios recomendaron un tipo por debajo del 50% así como un descenso paulatino posterior hasta el 44% para situarlo en la media de la UE. Según el comité de sabios, los elevados tipos marginales máximos, y las tarifas con demasiados tramos, constituyen uno de los factores que más negativamente afectan en las decisiones de trabajar, ahorrar o asumir mayores riesgos. Además, es poco atractivo para traer directivos y empresas a España.

La medida no tienen un efecto recaudatorio negativo importante ya que, por ejemplo, por encima de 150.000 euros de ingresos (bases liquidables) sólo hay unos 75.000 contribuyentes, es decir, menos del 0,4% de los 19,5 millones de contribuyentes. Es más, pueden aflorar algunas rentas ligadas a las empresas que por su capacidad para diseñar sueldos y bonificaciones en las direcciones han ido desapareciendo de los tramos altos de la tarifa. Por ejemplo, si en 2007 había 7.431 contribuyentes en el top salarial, y que declaran ingresos superiores a 600.000 euros, cuatro años más tarde sólo aparecían 4.679, un 47% menos, tras la subida de tipos de Zapatero. No hay datos de 2012, primer año de la subida del gravamen complementario de siete puntos en el tramo superior por parte del Gobierno de Rajoy.

La intención de fijar este tipo máximo en el 48% coincide con el que el PP incluyó en la primera reforma fiscal de 1988. Fue precisamente en la campaña electoral de 1996 cuando los dos partidos mayoritarios, PP y PSOE, propusieron en sus programas cambios en la tarifa del IRPF, de forma que el marginal máximo no superase en ningún caso el 50%.

En cuanto al tipo mínimo de la escala, que ahora está en el 24,75%, los expertos no recomendaban en su informe una reducción importante. El caso es que, al aplicarse al tramo inferior de todas las rentas declaradas, en los primeros 17.707 euros de la base liquidable, es el que determina la potencia recaudatoria del impuesto. En todo caso, los sabios recomendaban una reducción de unos cuatro o cinco puntos «cuando resulte posible» atendiendo las exigencias de la consolidación presupuestaria. La rebaja de este tipo mínimo en la nueva tarifa no va a ser importante ya que además el Gobierno quiere incrementar el mínimo exento por hijos que seguirá aplicándose en cuota y no en base imponible.

Otra novedad importante de la reforma para recuperar los ingresos de la bajada de la tarifa en todos los tramos es la posible tributación de las indemnizaciones por despido que ahora están exentas si no superan la cantidad legal fijada (45 o 33 días en caso de despido improcedente). En todo caso, podrá quedar exenta una parte de la indemnización.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon