Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El UKIP elige a su cuarto líder en un año

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 29/09/2017 Pablo Guimón
Henry Bolton, nuevo líder del UKIP. © BEN STANSALL Henry Bolton, nuevo líder del UKIP.

El UKIP tiene desde este viernes nuevo líder. El exsoldado y expolicía Henry Bolton será el cuarto líder del partido populista y antieuropeo desde el referéndum sobre el Brexit hace un año. Poco conocido incluso entre las filas del partido, Bolton será el encargado de trazar un nuevo camino para la formación, una vez lograda la victoria del Brexit, que fue su razón de ser. Su gran reto será rescatar al partido de la irrelevancia en la que se encuentra sumido desde que abandonara el barco el carismático líder Nigel Farage.

MÁS INFORMACIÓN

  • Corbyn pide a May que acabe con las guerras del Brexit o deje paso
  • May propone una transición de dos años tras el Brexit
  • Listos para el divorcio violento con Londres

Bolton, que no partía ni mucho menos como favorito pero contaba con el apoyo de Farage, se ha impuesto por escaso margen (29,9%) en una batalla por el liderazgo entre siete contendientes. El resultado se ha dado a conocer esta tarde, durante la primera jornada del congreso anual del partido que se celebra en Torquay, localidad costera del suroeste de Inglaterra.

“El Brexit es nuestra tarea nuclear, pero ahí no acaba todo”, dijo Bolton al partido, tras conocer su victoria. El nuevo líder había advertido durante la campaña de que, si elegía el candidato equivocado, el UKIP corría el riesgo de convertirse en “el partido nazi de Reino Unido”. Se entendió que se refería a Anne Marie Waters, una radical activista antiislam que acabó segunda, con el 21,3% de los votos.

La salida de Farage, poco después de la victoria del Brexit en el referéndum, sumió al partido en una auténtica espiral de caos, con lamentables episodios como el que acabó con el eurodiputado y candidato al liderazgo Steven Woolfe hospitalizado, después de un puñetazo de un compañero de partido en el Parlamento Europeo en octubre del año pasado.

Poco antes, el partido había elegido a Diane James como líder, pero apenas duró dos semanas en el puesto, antes de dimitir. Farage se tuvo que volver a tomar las riendas del partido hasta la nueva contienda por el liderazgo, en la que se impuso el eurodiputado Paul Nuttall a finales de noviembre de 2016.

Fue Nuttall quien llevó al UKIP al desastroso resultado que el partido cosechó en las elecciones anticipadas de junio de 2017. Obtuvo el 1,8% de los votos, casi 11 puntos menos que en 2015, y ningún escaño. Como consecuencia, Nuttall dimitió y Steve Crowther asumió temporalmente las riendas del partido. Muy lejos quedan los días en que el UKIP llegó a ser el partido británico más votado en las elecciones al Parlamento Europeo de 2014.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon