Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El viaje del jazz en español

EL PAÍS EL PAÍS 02/06/2014 Ángeles Lucas
Imagen de la Buddie Petit Jazz Band de Nueva Orleans. © Proporcionado por ElPais Imagen de la Buddie Petit Jazz Band de Nueva Orleans.

El jazz es una música viva, con infinidad de estándares para ser interpretados, reinterpretados e improvisados por instrumentos y voces de toda índole mundial. Los ritmos negros, originarios de África y con la ciudad norteamericana de Nueva Orleans como punto de referencia, han viajado hasta los países hispanohablantes para crear una identidad que llega hasta nuestros días. En el libro Jazz en español. Derivas hispanoamericanas, editado por el Servicio de Publicaciones de la Universidad Veracruzana de Xalapa (México) y coordinado en Sevilla, se pone en valor, a través de 15 capítulos y más 500 páginas, la presencia hispana en el mundo del jazz.

“Es un libro muy elaborado. Se ha contado con un especialista en jazz de cada país de habla española para que escriba sobre el contexto histórico y la evolución de esta música en su región. No es una recopilación de textos, cada uno de ellos ha sido escrito para esta edición en particular”, resalta el gestor cultural Julián Ruesga, que ha coordinado el libro desde Sevilla y que ahora busca una editorial en España. Es la segunda vez que se embarca en una publicación colectiva, en 2011 editó el In-fusiones de jazz: in´n out, en el que se presentaba una visión de esta música en la cultura occidental del siglo XX.

Los capítulos de este nuevo volumen han sido escrito por catedráticos, historiadores, investigadores, compositores y músicos de cada uno de los países y en ellos se plantea que los contactos de músicos latinoamericanos con el jazz son tan antiguos como el mismo género. “El jazz se originó en una ciudad portuaria del Golfo de México que tenía una estrecha y fluida relación histórica con otras ciudades portuarias del área, en una compleja y profunda interrelación cultural. Nueva Orleans no sólo estaba comunicada con el interior de los Estados Unidos a través del Misisipi-Misuri. Su localización en el delta del río Misisipi, en el Golfo de México, hizo de la ciudad el puerto más importante al sur de los Estados Unidos en el siglo XIX y un punto de contacto con otras ciudades portuarias del Caribe y el Golfo de México”, se lee en el texto. Puerto Rico y Cuba se establecen como puntos clave para la globalización de esta música en tierras hispanohablantes.

El historiador, doctor en Musicología y profesor en la Universidad de Valladolid y en la Universidad Internacional de Valencia, Iván Iglesias, ha redactado el texto correspondiente a España y sitúa las primeras actuaciones a finales de 1919 en Madrid y Barcelona. “Esta aparición tan temprana se debió en buena medida a la difícil situación que sufría el ocio en París tras la Gran Guerra: los propietarios de establecimientos tuvieron que soportar elevados impuestos para ayudar a la reconstrucción posbélica, lo que hizo que, entre 1919 y 1921, muchos de ellos prescindieran de los espectáculos y acompañamientos musicales”, escribe Iglesias. Además, analiza el jazz en la guerra, durante el franquismo y en la posguerra hasta llegar a la actualidad, donde concluye: “no cabe duda de que el jazz en España nunca ha gozado de tan buena salud como ahora”.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon