Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

El Villarreal se deja el gol

Logotipo de El Mundo El Mundo 28/09/2017 EDU CHOVA

Al debut de Javi Calleja le faltó el gol para ser redondo. Sin hacer un gran partido, el Villarreal se llevó de Israel un punto valioso de cara a amarrar la primera plaza del grupo pero que sabe a poco tras el control ejercido por los castellonenses, sobre todo en un segundo tiempo en el que sometieron a un conformista Maccabi. [

Narración y estadísticas

]

La mejoría, si se toma como referencia el

desastre del Coliseum

, es evidente pero uno de los puntos en que tendrá que trabajar Calleja es la defensa de las acciones a balón parado. El

Getafe ya sacó las vergüenzas del Villarreal

en esa faceta y el Maccabi encontró también en ese tipo de acciones una forma de generar peligro. Una falta lateral y un saque de esquina que no supieron despejar los amarillos -de fucsia anoche- pudieron costarles un disgusto pero ni Babin ni Yeini precisaron bien sus remates. La ocasión más clara para los israelíes la tuvo, sin embargo, Atar tras un buen contragolpe poco antes del descanso pero su tiro se perdió cerca del poste tras tirar una buena pared con Battocchio.

Con todo, el Villarreal era quien más tenía el balón aunque fue incapaz de aprovechar los diez minutos de inspiración en los que generó un par de buenas ocasiones. La más clara la tuvo Trigueros, a quien Rajkovic negó el gol sacando una buena mano para desviar el tiro del talaverano, ajustado al poste. A Bakambu, muy activo y al que anularon un gol tras unas manos previas en una disputa con el portero, le faltaron centímetros para llegar a un balón que se paseó por delante de la portería tras pase de Fornals.

En su primer once, Calleja dio galones al uruguayo Ramiro Guerra, sustituto de Rodrigo en el centro del campo, y renunció a la verticalidad de Castillejo para dar las bandas a dos futbolistas más asociativos como Fornals y Soriano. Con Trigueros unos metros más adelantado, el Villarreal llegaba con muchos futbolistas al área rival pero le faltaba rematar ante un rival que sufría cuando los castellonenses subían la velocidad. Tuvo ahí un buen recurso en sus dos puntas, que conectaron al cuarto de hora de la reanudación en un pase de Bakambu que Bacca remató fuera llegando desde atrás.

© Proporcionado por elmundo.es

Poco a poco iba empujando el equipo de Calleja hacia atrás a su rival, mandando en la posesión pero sin generar ocasiones excesivamente claras en un segundo tiempo que fue un monólogo de los castellonenses. Trigueros lo volvió a probar con un disparo desde fuera que atrapó sin excesivos problemas Rajkovic. El portero, sin embargo, sí se llevó un buen susto en un tiro lejano de Castillejo, el primer cambio de Calleja. El malagueño quiso aprovechar el pésimo estado del terreno de juego del Netanya y lanzó un zapatazo que votó justo delante del guardameta, que se encontró con el balón prácticamente encima. Por suerte para él se interpuso el poste para evitar el gol.

El punto le sabía a gloria al Maccabi, que apenas se estiró cuando el partido andaba ya por el descuento, renunciando a esa posesión que su técnico lleva en los genes pero que en Praga sólo le valió para perder y al Villarreal tampoco le sirvió para ganar.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon