Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

ELA y LAB quieren impedir las asambleas

EL PAÍS EL PAÍS 18/06/2014 El País

ELA y LAB están valorando recurrir ante los tribunales las convocatorias de asamblea de las cajas de ahorros vascas, BBK. Vital y Kutxa, y pedir su suspensión, según adelantaron hoy sus secretarios generales, Adolfo Muñoz (ELA) y Ainhoa Etxaide (LAB). "Lo que se ha remitido a los miembros de la asamblea es jurídicamente insostenible, una auténtica barbaridad en términos democráticos y contrario a nuestro propio derecho. Existen normas en nuestro país que están completamente en contra de lo que en ese texto se plantea", ha afirmado Muñoz, explicando que "tenemos voluntad de estudiar jurídicamente los textos que se han remitido y si corresponde proceder a solicitar la suspensión de esas asambleas".

Además de insistir su oposición a la conversión de las cajas en fundaciones por ser un paso más en su proceso de privatización, han denunciado las convocatorias realizadas para las asambleas de BBK y Vital de fin de mes. En la convocatoria de la asamblea de la BBK del próximo 30 de junio se plantea una votación única para aprobar cosas tan distintas como la transformación de las cajas en fundación bancaria, los estatutos de la fundación, su dotación, la designación del patronato o la dotación de la Obra Social para 2014. Pero además, contienen una "amenaza de multa si el resultado no es favorable", han criticado.

Se amenaza con imponer sanciones a quienes voten en contra"

Y es que si el resultado de la votación no es favorable, "se amenaza con imponer sanciones a aquellos que voten en contra o lo hagan en blanco o estando presentes en la asamblea se abstengan de votar o incluso los ausentes". Las multas, siempre según ELA y LAB, podrían alcanzar el medio millón de euros, la suspensión en el ejercicio del cargo e inhabilitaciones diversas, tal y como se recoge en la ley de cajas. En definitiva, en su opinión se trata de un "chantaje", que se suma a la "imposición" de las fundaciones. "Tenemos que hacer todo lo posible para que estas asambleas no se celebren", ha afirmado Muñoz, convencido de que todo ello se ha diseñado pensando en la asamblea de Kutxa, donde la mayoría de Bildu pone en jaque todo el proceso.

"Se trata de una absoluta desproporción plantear las cosas de esa manera. Solo cabe votar lo que ellos quieren. Es una auténtica aberración en término democráticos". En la misma línea, Ainhoa Etxaide ha reclamado la suspensión de las asambleas y llamó a participar en la manifestación convocada este sábado en Bilbao con contra del privatización de las cajas vascas, convencida de que "hay tiempo" para parar el proceso y reivindicando un sistema financiero público vasco.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon