Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Emilio Gutiérrez Caba: «La sociedad española está muy desnortada»

Logotipo de El Mundo El Mundo 04/10/2017 FÁTIMA ELIDRISSI

Con 75 años recién cumplidos Emilio Gutiérrez Caba sigue llenando con su presencia los escenarios. El viernes estrena en el Teatro Infanta Isabel Después del ensayo, un texto profundamente autobiográfico de Ingmar Bergman -nacido como un telefilme en 1984 - donde el actor encarna al sueco y sus tormentos con la ayuda de Chusa Barbero y Rocío Peláez.

© Proporcionado por elmundo.es

Esta obra es un homenaje al teatro y a los actores. ¿Qué encontrará el espectador en ella? Habla de las relaciones de un director de teatro con dos actrices, esa relación que existe entre una generación y otras y lo que ha desencadenado sentimentalmente en él ese montaje de teatro. Luego van a enterarse un poco de cómo es el mundo del teatro, de lo que opina un director sobre los actores y van a darse cuenta de que lo que están viendo ese día es algo irrepetible. El paso del tiempo es un tema central de esta obra. ¿Se ve reflejado en este alter ego de Bergman que interpreta y en sus conclusiones? Claro que estoy de acuerdo con muchas de ellas. Cuando se llega a una edad lo que empiezas a valorar son cosas nada abstractas sino muy concretas. El té del desayuno, el aire cuando abres la ventana, que te va llevando a cosas... Los recuerdos son como puñetazos que te van dando constantemente. En el estreno de 'Después del ensayo' en Avilés decía que con este montaje empezaba a decir adiós al teatro. ¿Por qué? Porque uno no es ciego y sabe que tiene unos tiempos limitados y cuestiones de salud e incluso de reparto hacen que uno ya no esté en unas disposiciones. Hoy en día, por ejemplo en el audiovisual español, se percibe una carencia total de temáticas fuera de la juventud. Parece que lo único que importa es ese incierto futuro de unas generaciones absolutamente destrozadas. Sin embargo, yo creo que si esas generaciones no nos preguntan a nosotros las vivencias qué hemos tenido y cómo resolverlas no van a salir de esta. ¿Cómo ve la escena teatral española? Confusa, muy confusa. El funcionariado ha invadido el mundo del teatro, del cual hay una parte muy aprovechable, pero otros están ahí como podrían estar en agricultura, con lo cual no saben el producto que están moviendo. Todo eso tiene unas soluciones, pero pasan por vía política y por vía de estructuración de un país que está desestructurado en este momento (...) La sociedad española está muy desnortada, no tiene nada en la cabeza, no sé lo que le pasa. España va dando tumbos y al mismo tiempo está borracha porque todo el mundo está bebiendo en las barras de los bares como si no pasara nada. Nacido de una prolífica estirpe de actores y dedicado toda su vida a la interpretación, ¿cómo explica esa necesidad de actuar de la que habla 'Después del ensayo'? En el teatro estás al servicio del público que es el único que está ahí abajo y ve la función. Esa necesidad yo creo que te lleva a buscarlo como punto de referencia, Bergman lo dice también en la obra, de si lo que hacemos realmente sirve para algo. Hay mucha gente que no se plantea si lo que hace en su vida sirve para algo. ¿Y para qué sirve el teatro? Sirve para conocerse mejor, para conocer mejor a los demás, para darse cuenta de que hay bondad y maldad en el mundo y que todo esto es como es y no como nosotros queremos que sea. La infancia es un cuento de algo que luego va a estallarnos en la cara, que es la vida. Y eso naturalmente el teatro te está demostrando en cada una de sus obras y por distintas razones cómo te estalla: a través del amor, del trabajo, de la política, de la vecindad. Yo creo que eso es algo que tienes que ver, calibrar, valorar y te hace dudar más de los dirigentes, por ejemplo políticos, de los que tenemos todo el derecho a dudar siempre y a poner en cuestión, porque esa es su misión, y la nuestra es no dejarnos manipular por ellos. Veo por desgracia que eso no está ocurriendo.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon