Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

En el avión, el recuerdo

El Mundo El Mundo 01/06/2014 EDUARDO J. CASTELAO

Los jugadores de la selección española tienen hoy su segundo día de descanso tras el amistoso contra Bolivia en Sevilla. En el AVE de regreso, que llegó a Madrid bien entrada la madrugada, iban apenas media docena de futbolistas. El resto o bien se quedó en Sevilla o bien se trasladó hacia algún sitio para descansar antes de presentarse el lunes por la mañana en la Ciudad del Fútbol y empezar, ahora sí, la concentración definitiva para el Mundial.

La selección partirá a las 17.00 horas del aeropuerto de Barajas con destino a Washington. Aterrizarán alrededor de las 2.00 (hora española), que allí serán las 20.00 horas. Así lo han programado los médicos de la selección para tratar de mitigar desde el primer día los efectos del jet lag. Será un día para ir al hotel, acomodarse, cenar e intentar dormir ya con el horario de Estados Unidos. Los entrenamientos comenzarán el martes.

En ese vuelo especial de Iberia, a bordo de un aparato A330, los jugadores de la selección se van a encontrar en el menú de la pantalla digital el documental sobre la Copa Mundial de Sudáfrica 2010, un recuerdo para ir entrando en calor de cara a lo que se avecina a partir del día 13 en Salvador de Bahía. También tendrán un montón de películas (Una vida en tres días, Gran Hotel Budapest, etc...) para sobrellevar las nueve horas de vuelo, por supuesto cada uno en su asiento business.

Amistoso frente a El Salvador

A partir del martes, en sesiones matinales, la selección entrenará hasta el viernes 6 en las instalaciones de la Universidad Católica de Washington, otros cuatro entrenamientos que sumar a los cuatro que han completado en Madrid durante la semana pasada. Posteriormente, el sábado 7, a partir de las 16.00 horas (22.00 hora española), disputará el último amistoso frente a la selección de El Salvador.

Después, se subirán de nuevo al avión para completar directamente las ocho horas de trayecto hasta Curitiba -apenas una hora de diferencia horaria les facilitará la adaptación-, donde quedarán concentrados en el Centro de Entrenamiento Alfredo Gottardi, Cajú, lugar habitual de trabajo del Atlético Paranaense. Los jugadores vivirán en la residencia que hay dentro e iniciarán los entrenamientos para el debut, apenas cuatro días más tarde. Ahí no habrá más momentos de relajación. El Mundial habrá empezado.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon