Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

En Sevilla hay que hablar bajito

por M. Guerra

El Ayuntamiento sevillano impulsa una normativa anti ruido que prohíbe rodar barriles de cerveza, consumir bebida en las puertas de los bares así como cantar y jugar al dominó en la calle

Sin haber visto ‘Ocho apellidos vascos’ son muchos los españoles que tienen la idea de Sevilla como un lugar donde la gente habla a gritos, está todo el día de fiesta bebiendo cerveza fría en la calle y a la mínima ocasión se lanza a cantar y dar palmas. Tópicos que ni mucho menos retratan a toda una ciudad y con los que el Ayuntamiento de la capital hispalense va a acabar. Pero no porque sean más que eso, tópicos, sino porque son actividades ruidosas.El Consistorio gobernado por el popular Juan Ignacio Zoido ha aprobado una nueva normativa para combatir el ruido en la ciudad en la que se prohíben las actividades que puedan molestar por sus elevados decibelios como rodar barriles de cerveza, jugar al dominó en la calle o llevar la música del coche a todo volumen. A los que les gusten las procesiones no tienen que preocuparse, las bandas de tambores y cornetas podrán atronar a cualquier hora del año si se celebra una procesión.Pincha en la imagen para saber las actividades prohibidas en la nueva normativa anti ruido.  
© Gtresonline
image beaconimage beaconimage beacon