Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

En un artículo sobre mejillones: así pidió matrimonio un científico vasco a su novia

El Confidencial El Confidencial 06/07/2016 A.Vasco

A la hora de dar un paso más en la relación y convertir el noviazgo en matrimonio, son muchos los que se devanan los sesos en busca de la fórmula más original para lograr el ansiado 'sí, quiero'. Entre ellas hemos comprobado cómo se puede poner fecha a una boda durante un desfile del Orgullo Gay o cómo es posible intentar sorprender a la pareja y acabar rescatado por un helicóptero. Sin embargo, lo que hasta ahora no habíamos visto era algo tan impactante como lo que ha hecho el biólogo vasco David Tamayo: pedir matrimonio a su novia en un artículo científico sobre mejillones.

Tamayo incluyó su declaración de amor entre los agradecimientos de un escrito que redactó para la revista 'Marine Biology', una publicación especializada en investigaciones sobre el ecosistema marino. “Este estudio ha sido financiado gracias al proyecto AGL2009-09981 del Ministerio español de Ciencia e Innovación. David Tamayo fue beneficiario de una beca FPI [Formación de Personal Investigador] del Gobierno Vasco. Los autores responderán ante ambos si desean hacer comentarios o sugerencias. Para terminar, David Tamayo quiere agradecer en particular al apoyo inestimable recibido de Muguruza C. [Carolina] a lo largo de los años. ¿Quieres casarte conmigo?”, pudo leerse al final del estudio sobre mejillones.

La curiosa petición se ha hecho pública gracias a la hermana del biólogo, Ana Tamayo, quien utilizó para ello su cuenta de Twitter. El mensaje se conoció el pasado 5 de julio, cuando la futura cuñada de la sorprendida decidió compartir con sus seguidores la buena noticia: “Pedida de mano científica en un artículo sobre la fisiología de los mejillones. Ella dijo que sí y es mi cuñada”, escribió la hermana del científico vasco en la conocida red de microblogging. Para terminar y expresar su alegría, la mujer añadió un icono sonriente creado con dos puntos y un paréntesis. 

David Tamayo, de 33 años, incluyó su petición de matrimonio en el artículo que entregó el pasado mes de septiembre. Sin embargo, hasta el mes de junio no se publicó. Para que no se hiciese añicos la sorpresa, este vasco especializado en fisiología energética de moluscos bivalvos no comunicó la propuesta a la revista hasta la última corrección. A pesar de que cabía la posibilidad de que 'Marine Biology' rechazara su idea, desde la editorial no pusieron freno a su petición y su plan siguió adelante. 

Después, todo salió como esperaba. En cuanto el artículo se publicó, David le pidió a Carolina –con quien sale desde hace una década– que descargara el texto en su ordenador y que lo leyera. No quería que nadie lo viera antes que su novia, así que había que darse prisa: le indicó que había una errata en los agradecimiento y así se aseguró que la joven iba directa al apartado final del artículo. Para cuando leyó la declaración de su novio, David ya estaba a su lado, de rodillas, con un anillo en la mano. La boda se celebrará en junio del año que viene en el País Vasco.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon