Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Enrique Bunbury: 'La abdicación y Podemos son buenas noticias'

El Mundo El Mundo 10/06/2014 LUCAS PÉREZ

Una nube de flashes advertía de la llegada de Enrique Bunbury al madrileño Círculo de Bellas Artes para presentar, esta vez sí, su gira española de presentación de 'Palosanto', su último trabajo. La convocatoria de la pasada semana la canceló el cantante a última hora por la enfermedad de su guitarrista Jordi Mena, cuya operación de urgencia ha obligado a cancelar los cuatro primeros conciertos previstos en Valladolid, Santiago de Compostela, Granada y Sevilla. "Le han intervenido de desprendimiento de retina y está en plena rehabilitación. Sentimos mucho haber tenido que suspender estas cuatro fechas pero ya estamos buscando reubicar estas ciudades en el calendario para poder compensar a todos los que nos esperaban en estas ciudades", se disculpó Bunbury, que anunció a sustituto Dani Patillas, "alumno directo de Jordi" y actualmente en la banda de Rulo.

Fiel a su estilo y a sus apariciones, Bunbury no tuvo pelos en la lengua al ser preguntado por la publicación de un disco sobre la esperanza en las nuevas generaciones en una etapa "de abdicaciones y de final del bipartidismo", según fue preguntado. "Las cosas están empezando a cambiar de forma evidente. El cambio es ya. Eso dicen los datos. Es lógico que todavía haya una serie de políticos de y de Gobernantes apoltronados en su sillón difíciles de sacarlos de ahí. Pensar que las manifestaciones como el 15M han caído en agua de borrajas es ser muy muy muy ignorante y no mirar a algunos datos. La abdicación, Podemos... todo son buenas noticias. Estamos en un momento conflictivo, no todo es fácil, pero creo que las noticias son estupendas. Si pasado mañana se revisa la Monarquía, la Constitución, la Ley de Partidos, si acabamos con el bipartidismo, si se revisa la forma de entendernos entre los territorios de la Piel de Toro, todo eso son buenas noticias. Estamos en un escenario mejor que hace cuatro años", dice el músico, que vive la situación de España desde la lejanía de Los Ángeles, donde vive desde hace años.

Y continúa explicando el sentir de esa nueva generación que viene."Tienen el derecho a elegir su futuro y tienen todo el derecho del mundo a pensar que hay un régimen que está dando sus últimos coletazos. Han sido 40 años con esta forma de vivir, con este entendimiento que nació en la Transición... Y ahora empieza otra etapa. Hay que apoyar y hay que aplaudir a estos jóvenes porque el futuro es suyo".

© Proporcionado por elmundo.es

Un disco difícil para tocar el directo

Bunbury se mostró con muchas ganas de comenzar un tour de cinco conciertos que arrancará finalmente el 19 de junio en Barcelona para seguir el 21 en Zaragoza, el 27 en Bilbao, el 29 en Madrid y finalizará el 3 de julio en Valencia. "Me encanta salir de gira, me encanta subirme a un escenario. Y este es un disco muy difícil para tocar en directo. Será exigente para los músicos pero agradecida para el público, que disfrutará de un espectáculo distinto a lo que está acostumbrado a ver. De 'Palosanto' tocamos un fijo de seis canciones y una o dos opcionales dependiendo de mi humor y de la ciudad en la que esté. Al final es el manda y es el que elige el repertorio".

De una de las ciudades, Madrid, hizo especial referencia al recinto. "Hay compañeros que optan por hacer 4 o 5 Rivieras. es una buena opción porque estás más cerca del público. Pero el espectáculo de damos con esta gira no cabe en La Riviera. Quizá no sea capaz de llenar el Palacio de los Deportes, no se.. Si me está escuchando la alcaldesa Ana Botella le diría que en Madrid hay una obviedad en cuanto a falta de recintos para directos. No se puede pasar de 2.500 a 15.000. Falta un termino medio", dijo y anunció la grabación en directo con cámaras de su concierto en la Capital de España. "Siempre me ha respondido y estaba en deuda con Madrid".

Enrique Bunbury recordó sin añoranza sus inicios -"por lo menos ahora no tengo que cargar la furgoneta"- y miró al futuro con un toque de ironía. "Los músicos en este país no tenemos derecho a la jubilación, por lo que a lo mejor no me queda más remedio que un día salir al escenario con bastón. No pasa nada creo que no me equivoqué, que la mía es la profesión más bonita del mundo, con la que disfruto mucho y con la que hay gente a la que hacemos disfrutar", continuó.

Tras la gira española regresará a Latinoamérica, donde compartirá una mini-gira junto a Andrés Calamaro que ha levantado gran expectación. "Es un proyecto que nos venían planteando desde hace año pero no es fácil cuadrar fechas de dos artistas como Andrés y yo. Pero esta vez hemos sacado discos muy cercanos en fechas y hemos podido cuadrar varios conciertos. Y ya nos están hablando de hacer más. No hemos hablado aún, no sabemos cómo van a ser,pero seguro que surgen cosas maravillosas. Salir junto a Andrés es para mí un placer y un honor. Es uno de los músicos más importantes que hadado nuestro idioma", dijo antes de recibir el Disco de Oro por 'Palosanto' y presentar una nueva cerveza con su imagen."Los reconocimientos siempre son bienvenidos y si vienen de parte del público, el premio es doble. ¿La cerveza?. Creo que hay mercado suficiente como para que quepa una cerveza con mi nombre", finalizó.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon