Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Enrique López acepta una multa de 1.440 euros y la retirada del carné ocho meses

EL PAÍS EL PAÍS 18/06/2014 EFE

El magistrado Enrique López ha aceptado una pena de multa de 1.440 euros y la retirada del carné de conducir durante ocho meses y dos días por haber cometido un delito contra la seguridad vial. La sentencia, según fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid, se ha impuesto apenas dos semanas después de que el exjuez del Tribunal Constitucional —cuyo reingreso en la Audiencia Nacional aceptó este martes el Poder Judicial— dimitiese por saltarse un semáforo cuando conducía su moto sin casco y bebido.

más información
  • El juez Enrique López dimite tras ser pillado en moto sin casco y ebrio
  • El juez que dimitió por conducir ebrio vuelve a la Audiencia Nacional
  • El juez Enrique López solicita su reingreso en la Audiencia Nacional

La sentencia de conformidad, adelantada por el diario El Mundo, fue dictada el pasado sábado por el Juzgado de Instrucción número 31 de Madrid, aunque no se ha informado del asunto hasta que el periódico lo ha publicado en su edición de este miércoles. En la reunión de este martes del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), en el que se aceptó su vuelta a la Audiencia, la comisión tuvo "conocimiento" de la decisión de López de volver a la carrera judicial, si bien su reingreso es automático al cumplir los requisitos que contempla la ley para hacerlo y haberlo solicitado el propio magistrado.

El pasado día 2, el presidente del Tribunal Constitucional, Francisco Pérez de los Cobos, aceptó la dimisión que le había presentado ese mismo día el magistrado Enrique López, tras imputarle la Policía Municipal de Madrid un delito contra la seguridad vial. El día anterior, domingo, López fue interceptado sobre las siete y media de la mañana cuando conducía su moto sin casco por el Paseo de la Castellana de Madrid tras saltarse un semáforo en rojo y cuadruplicar la tasa de alcoholemia permitida.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon