Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Entra en vigor la factura de la luz que desglosa costes y fuentes de energía

EL PAÍS EL PAÍS 30/05/2014 El País

Este sábado, 31 de mayo, entra en vigor la nueva factura de la luz que aporta más información al consumidor a instancias de una directiva europea. Tras los cambios que ha publicado este viernes el BOE, el próximo recibo que llegará al buzón de los consumidores incluirá un desglose con el destino de cada euro que pagan los usuarios. También, detallará la distribución entre fuentes de energía y las emisiones de CO2 asociadas al consumo de cada hogar.

A partir de ahora, el recibo indicará que tanto por ciento se destina los tres grandes bloques que, además del coste por alquiler de los equipos, componen el recibo: el coste de producción de electricidad y margen de comercialización, los impuestos —diferenciando entre los autonómicos y los estatales— y los costes regulados, que son los que fija el Gobierno.

Dentro de este último bloque, la orden de enero sobre los peajes estipula que el 36,28% del dinero que abonan los hogares por los costes regulados sufraguen los incentivos a las renovables, cogeneración y residuos. Otro 32,12% se utiliza para pagar el transporte y la distribución y el 31,6% restante va a parar al cajón de "otros costes", donde se incluye la anualidad para cubrir el déficit. Los posibles cargos adicionales, como los de los servicios de mantenimiento o regularizaciones excepcionales, deberán ir aparte.

ampliar foto

Modelo para la primera página de la nueva factura.

La factura modelo varía en función del tipo de cliente aunque, en términos generales, constará de tres páginas. La primera incluirá en el encabezamiento el logotipo de la comercializadora, el importe de la factura, los datos del cliente, el tipo concreto de contrato y un primer desglose por potencia contratada y potencia consumida.

En esta primera página aparecerá además un gráfico de consumo con su evolución, los datos del contrato y un cuadro en el que se indican los momentos en los que se ha realizado la lectura o qué parte se factura de forma estimada o con lecturas reales. Como el nuevo sistema de fijación de precios se hace con discriminación horaria, que es la opción que tienen la mayoría de usuarios de la antigua TUR salvo que indiquen lo contrario, el desglose se efectuará diferenciando por periodos de facturación. Esto es, con el detalle de qué cantidad de energía se ha facturado con cada precio.

ampliar foto

Modelo para la segunda página de la nueva factura.

En el caso de que en el periodo de facturación hubieran estado vigentes precios regulados diferentes, se desglosarán de forma separada las cantidades de los diferentes periodos en que estuvieron vigentes cada uno de los precios.

Destino del dinero

La segunda página incluirá aspectos como el desglose del recibo, donde el consumidor podrá saber qué parte del recibo se dedica a cada concepto.

La tercera página recoge el impacto ambiental y ofrece información acerca de las alternativas al precio regulado o del bono social. En este apartado, la compañía eléctrica tendrá que indicar, como mínimo, una "referencia a fuentes de información existentes, al menos en cuanto a las emisiones de CO2 y los residuos radiactivos derivados".

ampliar foto

Modelo para la tercera página de la nueva factura.

El texto publicado en el BOE recuerda que el objeto de la directiva europea es aumentar la "protección a los consumidores". Para ello, reclama que "reciban información transparente sobre los precios, tarifas y condiciones generales aplicables al acceso y al uso de los servicios de electricidad y estén informados adecuadamente del consumo real de electricidad y de los costes correspondientes".

La norma obliga a las eléctricas consideradas comercializadoras de referencia y los usuarios que recibirán la nueva factura son los que estén acogidos a la antigua Tarifa de Último Recurso (TUR), que ahora se llama precio voluntario para el pequeño consumidor (PVPC). Los consumidores que opten por el precio fijo anual también tendrán más información en su factura, así como los que estén en el mercado libre con un contrato de baja tensión hasta 15 kilovatios, quienes contarán con más detalles sobre las tarifas aplicadas.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon