Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Entremeses

Notodo Notodo 23/12/2015 Miguel Gabaldón
Imagen principal del artículo "Entremeses" © La Fábrica 2014 @ Imagen principal del artículo "Entremeses"

Un árbol seco preside la escena. Perchas con los atavíos de los intérpretes lo flanquean. Los actores avanzan hacia el escenario con instrumentos que imitan el sonido de pequeños pájaros. Una cacofonía que acompaña sus movimientos y sonrisas hasta que llegan a ese árbol, al que rodean y pretenden insuflar de vida a partir de estos Entremeses con los que van a juguetear bajo sus estériles ramas. José Luis Gómez recuperó hace unos meses uno de los espectáculos que vieron la luz en los inicios del Teatro de la Abadía para celebrar sus 20 años de andadura teatral; hace unos meses los llevó hasta el Teatre Romea de la capital catalana; y ahora, por Navidad, vuelven a su casa natal.

La cueva de Salamanca, El viejo celoso y El retablo de las maravillas son las piezas que componen este entretenimiento clásico cervantino. Unas narraciones trufadas de picardía, juegos de poder, crítica social y sexo (sin consumar, pero sexo al fin y al cabo, para que luego se diga que los clásicos no son atrevidos). José Luis Gómez vuelve a contar con gran parte del equipo (técnico y artístico) original para presentar un espectáculo agradable y fresco del cual se sale con un muy buen sabor de boca. La experiencia de todos los miembros del equipo queda patente en un espectáculo sin grandes artificios (ni falta que hace). Con un atinado ritmo e influencias de la commedia dell'arte, el elenco (que además canta) ofrece un compacto trabajo en el que todos tiene sus grandes momentos, siendo en la última narración (ese fantástico Retablo de las maravillas en el cual las supuestas cabezas pensantes de un pueblo quedan en ridículo obligándose a ver imágenes inexistentes en un lienzo en blanco para que no les acusen de bastardos o impuros) donde se lucen a gusto.

Unos entretenidos Entremeses éstos compuestos por una crítica al machismo, el honor y la honra mal entendidos, los celos, la superstición y múltiples temas más, aproximándose a ellos desde una óptica lúdica y festiva. Un espectáculo después del cual descansar, como sus intérpretes rurales, bajo las luces de los farolillos atadas a las ramas de ese árbol seco, habiendo disfrutado de un agradable entretenimiento clásico.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Notodo

image beaconimage beaconimage beacon