Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

"Erdogan procederá con máximo rigor"

dw.com dw.com 17/07/2016 Wulf Wilde (CT/DZC)

El golpe de Estado fallido contra Erdogan reforzará su posición, dice el experto en Medio Oriente Michael Lüders. El mandatario turco podría aprovechar el momento para arreglar cuentas con sus adversarios y críticos.

DW: ¿Cómo ve usted la situación actual en Turquía?

Michael Lüders: Es evidente que los golpistas no lograron su objetivo de derrocar al Gobierno. Al parecer, las fuerzas cercanas al régimen, dentro y fuera del Ejército, fueron capaces de tener nuevamente la situación bajo su control. De modo que el golpe es visto como un fracaso.

Aparentemente no todos los militares están involucrados en este intento de golpe. ¿Ya hay informaciones de quién estaría detrás?

Aún no tenemos ninguna información sobre el trasfondo y sobre los actores del golpe. Lo que está claro es que sólo una parte de los militares han intentado el golpe. Pero hasta el momento, los detalles son aún desconocidos.

¿Cree usted posible que Fethullah Gülen esté detrás del golpe como ha declarado el presidente Erdogan?

Es una respuesta algo apresurada por parte de Erdogan. Sin duda, es demasiado simplista imaginar que el movimiento Gülen, una organización transnacional que está profundamente arraigada en Turquía y que mantiene una visión del mundo islámico conservador, esté detrás del intento de derrocamiento. El movimiento Gülen era antes un aliado muy cercano con el AKP de Erdogan. Tiempo después se reclamaban por sus diferentes puntos de vista sobre la distribución del poder y los recursos. Y al movimiento Gülen le disgustaba también la abrumante exigencia de poder de Erdogan.

Algo similar como el movimiento Gülen no existe en Alemania. La comparación más cercana serían las asociaciones de estudiantes, es decir, una red que intenta reunir a personas con ideologías similares para luego ser colocados en posiciones clave del Estado y la sociedad. Ahora, el hecho de que el movimiento Gülen hubiera estado en la posición de llevar a cabo un golpe, parece bastante absurdo.

¿Qué pudo haber motivado a los golpistas?

Los probables motivos podrían ser la insatisfacción de una parte del Ejército y de sectores de la población por el accionar del gobierno de Erdogan. En el fondo de la crítica debería estar su pedido de poder absoluto y contestar la pregunta: ¿Qué hacer frente a la creciente ola de violencia en Turquía? Es decir, frente a los ataques terroristas, al conflicto en el sureste del país o la guerra en Siria. Posiblemente tuvieron diferentes puntos de vista en estos temas, pero también habían seguramente deudas pendientes con los golpistas. Pero todo esto son presunciones, hasta el momento no tenemos ninguna certeza.

¿Había algún indicio de que las Fuerzas Armadas o una parte de éstas se enfrentarían a Erdogan y al gobierno del AKP?

No había indicios. Las relaciones entre Erdogan y las fuerzas militares turcas eran finalmente buenas. En los años anteriores, el Ejército veía en Erdogan a un adversario, porque les había quitado poder. Antes de la toma del poder por parte del gobierno de Erdogan en 2002, las fuerzas militares eran la instancia que decidía todo en la política turca, incluyendo el golpe de Estado. Erdogan debilitó fuertemente esta influencia. A cambio, él les brindó otros privilegios. Por lo tanto, las relaciones de Erdogan con los militares son consideradas buenas. Este golpe fue una sorpresa.

En la noche del intento de derrocamiento, Erdogan canceló sus vacaciones y voló de vuelta a Ankara. Una acción riesgosa. ¿Estaba seguro Erdogan desde ya que el golpe de Estado iba a fracasar?

Directamente tras su llegada a Ankara, Erdogan dio una conferencia de prensa para indicar que la situación era estable. Cuando ocurre un golpe así es, sin duda, importante que el presidente dé la cara. Y con ello enviar el mensaje a sus partidarios: aquí estoy y pueden seguir contando conmigo. Pero, por supuesto, esto pudo ser riesgoso. Mientras volaba en su helicóptero sobre Turquía, no se podía descartar algún ataque en su contra.

Los simpatizantes de Erdogan se levantaron contra los golpistas. ¿Podría contribuir esto a que Erdogan se sienta aún más fortalecido en su posición y así seguir con su política?

Erdogan procederá después de este fallido intento de golpe obviamente con el máximo rigor en contra de todos sus oponentes y adversarios, y no sólo dentro del Ejército. Todo aquel que lo haya criticado a él y a su régimen, en el pasado o en el presente, será tomado como sospechoso de traición a la patria. De hecho ahora habrá una cambio en Turquía. Los adversarios de Erdogan serán removidos de sus cargos. Finalmente, el golpe ayudará a que su posición de poder absoluto se vea reforzada.

¿Cuáles son las consecuencias de este intento de golpe para Europa, la OTAN y la lucha contra el Estado islámico en Siria e Irak?

Supongo que nada va a cambiar. Erdogan ha recibido de hecho la solidaridad del presidente Obama y de la danciller Merkel, quienes se manifestaron en contra de este intento de golpe. Esto le fortalece indirectamente. De modo que se puede suponer que la política turca seguirá con el curso anterior, con todas sus ventajas y desventajas.

Michael Lüders es periodista y experto en temas sobre el islam. También es activo consultor político y económico. Además es Presidente de la Sociedad alemana-árabe.

Autor: Wulf Wilde (CT/DZC)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon