Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

España aportará por primera vez fondos a la coalición contra el ISIS

Logotipo de EL PAÍS EL PAÍS 25/09/2017 Miguel González
Instuctores españoles con mandos de la policía iraquí en mayo pasado en Irak. © EMAD Instuctores españoles con mandos de la policía iraquí en mayo pasado en Irak.

Aunque España forma parte desde su nacimiento, en la cumbre de la OTAN en Gales (2014), de la Coalición Internacional contra el Daesh (ISIS, por sus siglas en inglés), hay un capítulo del que hasta ahora ha estado ausente: la contribución económica para estabilizar zonas de Irak y Siria liberadas del grupo yihadista. El Gobierno se propone aprobar esta asignatura pendiente con una primera aportación de unos 15 millones de euros. Es uno de los compromisos que Mariano Rajoy podría asumir hoy en su primera entrevista con el presidente de EE UU, Donald Trump, en la Casa Blanca.

Aunque no participa en los bombardeos sobre el autodenominado Califato, España es uno de los primeros contribuyentes a la coalición militar contra el Daesh, con 450 militares y guardias civiles dedicados a la instrucción del Ejército y la policía iraquíes.

También contribuye activamente a otros frentes en los que actúan los más de 60 países de la coalición liderada por Washington: la lucha contra la radicalización y el reclutamiento; el control de los combatientes retornados; y la neutralización de las redes de financiación del grupo terrorista.

MÁS INFORMACIÓN

  • Rajoy visita a Trump en la Casa Blanca sin forzar Cataluña en la agenda
  • Militares españoles en la antesala de la batalla de Mosul

Hasta ahora, sin embargo, España no ha contribuido al capítulo económico con el que la coalición financia la estabilización de las zonas de donde han sido desalojados los yihadistas. La acelerada pérdida de base territorial del Daesh hace, sin embargo, que sea cada vez más urgente la reconstrucción de extensas áreas de Irak y Siria.

El Gobierno, según las fuentes consultadas, se propone participar en esa reconstrucción y, a falta de que se cierren definitivamente las cifras, baraja una aportación de unos 15 millones de euros. El hecho de que Irak no figure entre los países prioritarios de la cooperación española había impedido hasta ahora que se le destinaran fondos, salvo la ayuda alimentaria.

Además de este compromiso económico con la coalición contra el Daesh hay otros méritos que Rajoy podrá exhibir ante Trump; el más reciente, la expulsión del embajador de Corea del Norte en España por sus pruebas misilísticas y nucleares. Como aclaró la jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, se trató de una decisión española, no de un acuerdo de la UE.

Rajoy también promueve en la UE una política más dura hacia el régimen venezolano, con la imposición de sanciones selectivas e individualizadas; y está dispuesto a incrementar moderadamente, en unos 50 instructores militares, el contingente español en Afganistán. Son todas ellas decisiones que deben complacer a Trump.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon