Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Españolas atrapadas en Puerto Rico

Logotipo de El Mundo El Mundo 29/09/2017 elmundo.es
Zona de Puerto Rico devastada por el huracán María / EFE © EFE Zona de Puerto Rico devastada por el huracán María / EFE

Caída del sistema eléctrico y de saneamiento en toda la isla, ley seca, ley marcial y toque de queda de cinco de la tarde hasta el amanecer para evitar saqueos y violencia en las calles. No es una guerra. Ése es el panorama que se cierne sobre la población de Puerto Rico, golpeada este año por dos terribles huracanes (Irma y María) que han dejado el territorio como si lo hubiera pisoteado un gigante. El último tifón se ha cobrado ya 10 vidas.

En esa situación catastrófica, tres españolas -Raquel Rodríguez, Leire Gracia y Náyade Cabeza- intentan salir de la isla desde hace varios días sin éxito alguno. El relato desde su hotel, uno de los pocos puntos con electricidad de la isla porque posee un generador, habla de "una situación precaria, durmiendo las últimas 12 horas en las escaleras de emergencia del hotel. No hay víveres en los supermercados y nos encontramos colas kilométricas para poder adquirir un simple pan de molde".

Para los turistas alojados en los hoteles, el problema es que los cajeros ya no tienen dinero y todo se paga en efectivo, con lo que el dinero se va acabando en los bolsillos: "Teníamos billetes para salir de aquí con Iberia el día 25. El día 24 nos lo anularon. Iberia nos dijo que no iba a operar ningún vuelo hasta el día 30 y que es en este aparato en el que nos van a reubicar sin otra opción. Nos comentaron que no tenemos derecho a ninguna ayuda económica por tratarse de una catástrofe natural y que todos los gastos dependen de nuestro bolsillo".

A partir de este punto, su indignación se multiplica. "La Embajada española en Puerto Rico está cerrada. Hablamos con la de Washington y nos confirman que va a hablar con Iberia. Durante la espera y para nuestra sorpresa encontramos en la web de Iberia vuelos a 2.400 euros. El día 25 hablamos con la compañía y nos dijo que que son vuelos nuevos que habían habilitado y que en nuestra tarifa no quedaban huecos". Raquel cuenta cómo ha habido tiroteos en una gasolinera junto su hotel por conseguir unos litros de gasolina.

Raquel, Leire y Náyade viajaban este jueves al aeropuerto internacional, atravesando todo el caos de la isla con la esperanza de poder salir en un vuelo militar de EEUU hacia Nueva York.

No son las únicas. Tres andaluzas atrapadas por las consecuencias del huracán María: Inmaculada, Guía e Irene se encontraban con el mismo problema y pedían ayuda al Gobierno español para que las sacara de allí. Lo que describen es esto: "Palmeras destrozadas, casas sin techo, desastroso, una película de terror". Quieren volver hoy viernes, pero tienen serias dudas de poder salir hoy mismo, ya que siguen cancelándose vuelos.

Los destrozos son tan importantes que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, finalmente autorizó ayer que barcos extranjeros lleven suministros a Puerto Rico para favorecer su abastecimiento, tras el paso del devastador huracán María, informó la portavoz de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

En su cuenta de la red social Twitter, Sanders explicó que, a petición del gobernador de Puerto Rico, Ricardo Roselló, Trump autorizó que se interrumpa la aplicación de una ley conocida como Acta de Jones, que determina que solo los barcos estadounidenses con tripulación de EEUU pueden transportar productos entre los puertos marítimos del país. La decisión del presidente entrará en vigor de manera "inmediata", indicó Sanders.

Ya este miércoles Trump dijo a la prensa que su Gobierno estaba "pensando" en suspender esa norma para ayudar a la recuperación de Puerto Rico, pero aseguró que existía resistencia de "mucha gente" de la industria naviera de Estados Unidos, que temía ver perjudicados sus intereses. En un comunicado, el Departamento de Seguridad Nacional de EEUU señaló que la suspensión de la ley estará en vigor durante 10 días y permitirá que todos los barcos, sin importar su bandera, abastezcan a Puerto Rico con "cualquier producto" no solo con combustible, como se había debatido en un primer momento.

El gobernador de Puerto Rico formuló este miércoles una petición al Gobierno para que suspendiera temporalmente el Acta Jones y, finalmente, ayer la secretaria en funciones del Departamento de Seguridad Nacional, Elaine Duke, le comunicó por teléfono su decisión, declaró a Efe el portavoz del Departamento de Seguridad Nacional, Dave Lapan. Duke decidió cancelar la ley para Puerto Rico porque consideró que respondía al "interés nacional", argumentó Lapan.

El senador John McCain, defensor del libre comercio, llegó a escribir una carta a Duke para pedirle que interrumpiera la ley al considerar "inaceptable que el pueblo de Puerto Rico tenga que pagar el doble por comida, agua limpia, suministros e infraestructura" por una ley proteccionista.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon