Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

España jugará en un tapete

EL PAÍS EL PAÍS 12/06/2014 Luis Martín

"España jugara en un tapete”, sostiene el español Carlos Botella encargado del campo de Arena Fonte Nova en Bahía, donde España jugará contra Holanda, y de otras seis sedes. Royal Verd, con sede en Olot (Girona), se encarga además de 11 centros de entrenamiento, incluido el de España en Curitiba, un campo excelente que ha merecido el elogio de los técnicos de la selección y de los propios jugadores. Ayer, sin ir más lejos, así lo dijo Koke. “Esta muy bien, la pelota corre, no se encharca pese a la lluvia, trabajamos muy a gusto”, advirtió el centrocampista del Atlético. Royal Verd, que se encarga, además del centro de trabajo del Club Atlético Paranaenses, de siete sedes mundialistas: Maracaná (Río de Janeiro), Mineirao (Belo Horizonte), Nacional (Brasilia), Castelao (Fortaleza), Arena Fonte Nova (Salvador de Bahia), Arena Amazonia (Manaos) y Arena Pernambuco (Recife). También ha operado en diez de los centros de entrenamiento de las 32 selecciones participantes —Brasil, España, Alemania, Inglaterra, Holanda, Italia, Suiza, Chile, Argentina y Uruguay— además del Centro Futbolístico Zico, ubicado en Río de Janeiro, donde viven y trabajan los árbitros elegidos por la FIFA.

El campo donde debuta La Roja se ha segado a 21 milímetros y estará rápido

Royal Verd cuida del campo de entrenamiento de España por encargo del comité organizador local, a diferencia de equipos como Alemania Italia u Holanda, que les contrataron expresamente, pero los expertos de la empresa catalana son viejos conocidos de no pocos jugadores de la selección dado que se cuidan del césped del Camp Nou y de otros campos españoles como el de Cornellà-El Prat, el Villamarín, Nuevo Arcángel, La Romareda, El Madrigal o el Rico Pérez. Según explica desde Río de Janeiro Carlos Botella, España jugará contra Holanda “en un tapete”. El campo de Fonte Nova estará segado a 21 milímetros y será rápido.

más información
  • Curitiba, base del equipo español, en estado de emergencia por las lluvias
  • VÍDEO Gritos de “traidor” contra Diego Costa
  • Colas para ver a La Roja
  • FOTOGALERÍA Segundo día en Curitiba
  • ESPECIAL Todo sobre el Mundial 2014

Aunque los estadios brasileños no alcancen la excelencia de los españoles porque no hace tantos años que se están adaptando a las nuevas tecnologías, mucho más comunes en Europa. “Hasta hace pocos años, cuando impusimos nuestros sistemas de tepes enrollados de 1,2x20 metros se trabajaba con tepes mucho más pequeño de césped de jardinería pero eso ha cambiado”. Explica que en Brasil la base de los campos son bermudas híbridas celebration de Australia, y que para mejorar el color y la velocidad del balón, durante la Copa del Mundo se les ha puesto encima ray grass inglés . “La bermuda es la base, que da consistencia, pero lo que se ve es el ray gras, que da color y fundamentalmente aumenta la velocidad del balón una de las exigencias de la FIFA para este torneo”, explica este ingeniero agrónomo nacido en Benidorm, uno de los cuatro técnicos de una empresa que tiene destinados 35 empleados al cuidado de los distintos campos que controla en Brasil desde hace dos años, entre ellos Jorge Palma, responsable de la instalación de Curitiba donde trabaja la selección. “La política de la FIFA es campos rápidos, se aconseja siempre regarlos veinte minutos antes del inicio del partido y en el descanso, a no ser que la probabilidad de lluvia o el exceso de humedad lo desaconseje”. Quien decide cuándo se riega es el delegado de la FIFA.

Asegura que los campos están muy bien drenados en base a un sistema de espina de pez, con tubos microperforados y que en el caso del Arena de Fonte Nova además tiene un sistema de aspiración, por lo que el agua no cae solo por precipitación, lo que impide encharcamientos. Es decir, que el campo no debe ser excusa para que España no la toque.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon