Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

España y Francia impulsan una cumbre de ministros europeos contra el yihadismo

EL PAÍS EL PAÍS 02/06/2014 Jesús Duva, Fernando J. Pérez

Los ministros del Interior de España y Francia, Jorge Fernández Díaz y Bernard Cazeneuve, coincidieron ayer en la necesidad de organizar una nueva cumbre de ministros europeos del Interior para abordar el fenómeno de los yihadistas que viajan a combatir a Siria, así como los que retornan a Europa tras luchar en ese país o en el Sahel.

Fernández y Cazeneuve acordaron impulsar esa reunión monotemática al margen del Consejo de Ministros de Justicia y Asuntos de Interior (JAI) previsto para pasado mañana en Luxemburgo. También coincidieron en que es conveniente formular propuestas de acción a escala europea para luchar contra la amenaza que suponen Al Qaeda y sus franquicias.

Los máximos responsables de la seguridad en España y Francia abordaron ayer en París la colaboración de ambos países en la lucha contra el terrorismo, tanto el de ETA como salafista, el crimen organizado y los retos para hacer frente a la inmigración irregular en Europa.

más información
  • Ira en la mezquita de los afganos
  • El Gobierno ha expulsado desde 2004 a 100 yihadistas por “seguridad nacional”
  • El ‘Bibliotecario de Al Qaeda’, condenado a ocho años de prisión por la Audiencia Nacional
  • La UE busca frenar a los europeos que van a combatir a Siria

En cuanto a la colaboración en la lucha contra ETA, los dos ministros se felicitaron por la calidad de la cooperación operativa y los intercambios de información entre los servicios policiales de los dos países. Además, subrayaron su determinación en continuar esta intensa colaboración para hacer desaparecer definitivamente a ETA.

Respecto a la lucha contra el terrorismo yihadista, Fernández Díaz y Cazeneuve comparten la misma preocupación frente a la amenaza terrorista procedente principalmente de Siria y de otras zonas de conflicto como el Sahel, de donde se espera que en los próximos meses regresen decenas de combatientes yihadistas.

Los dos ministros conversaron sobre la detención del yihadista Mehdi Nemmouche, de 29 años, el pasado 30 de mayo, en la estación de autobús de Marsella (Francia), acusado del asesinato de cuatro personas en el Museo Judío en Bruselas el 24 de mayo. También hablaron sobre la captura, el pasado viernes 30 de mayo, de seis salafistas en Melilla, entre ellos uno que había regresado tras combatir en Mali.

Por la tarde, el ministro Fernández fue condecorado por el primer ministro de Francia, Manuel Valls, con la Legión de Honor con el grado de comendador, en el palacio de Matignon.

Por otra parte, el juez de la Audiencia Nacional Fernando Andreu ordenó ayer el ingreso en prisión de los seis miembros de la célula yihadista desarticulada el pasado viernes en Melilla en una operación conjunta de la Comisaría General de Información de la policía Nacional y el Servicio de Información de la Guardia Civil.

La red yihadista había enviado al menos a 26 personas —24 marroquíes y dos españoles— para nutrir a los grupos terroristas de Al Qaeda en el Sahel. Uno de los españoles encarcelados, Benaissa Laghmouchi Baghdadi, retornó hace un año de Mali tras estar en los campos de entrenamiento del Movimiento para la Unicidad y la Yihad en Africa Occidental (MUJAO).

El resto de los detenidos, todos residentes en Melilla, son Mustafá Al Lal Mohamed, Kamal Mohamed Driss, Mohamed Mohamed Benali, Mustafá Zizaqui Mohand y Rachid Abdel Nahet Hamed.

El otro español enviado para hacer la yihad es el exmilitar Zakaria Said Mohamed, que fue soldado profesional en un regimiento de ingenieros de Melilla y que ahora sigue en Mali.

La célula planeaba pasar de la captación y envío de terroristas a zonas de conflicto como Mali, Libia o Siria a la creación de una infraestructura estable en Melilla y Nador para hacer ataques en Marruecos.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de EL PAÍS

image beaconimage beaconimage beacon