Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Este es el Pixel 2: el móvil de Google quiere conquistarte con cámara, precio y diseño

Logotipo de El Confidencial El Confidencial 04/10/2017 Michael Mcloughlin

Aquí la mayor parte de las cartas llevan descubiertas en el tapete varios meses. Hay jugadores como Samsung y como LG que incluso han puesto otro ‘as’ boca arriba ahora que la partida de 2017 enfila su fin con el Note 8 y el V30, respectivamente. Falta que Huawei destape el próximo día 16 el Mate 10 para completar su mano. El de Apple es otro ritmo. Suelta sus naipes en el momento que les plazca, casi a sabiendas que su partida está en otra mesa. Sin embargo, Google, una de las piezas clave, ha esperado a octubre para desvelar su gran apuesta: el Pixel 2 y el Pixel 2 XL.

Lo ha hecho este miércoles en un evento en San Francisco con réplicas en otras ciudades del mundo como Londres. No es una jugada de esas que hacen que sus rivales se tiren de los pelos. Pero es una formulación atractiva, de las mejores que se pueden encontrar. Diseño, cámara y precio. De manual. Así quiere Google conquistarte y que te olvides, entre otros, de la manzana mordida.

Todo pantalla y dos tamaños

Todo pantalla. Y marcos reducidos al máximo. Era un diseño obligado y dado por descontado. El Pixel 2 llegará en un tamaño de 5 pulgadas. Su panel será Full HD. El caso del Pixel 2 XL son 6 pulgadas. La resolución, QHD+ en este caso. Y pantalla OLED, de lo mejor que se puede encontrar en el mercado. La resolución de 2880 por 1440 píxeles, con una magnifica densidad de pantalla de 538 píxeles por pulgada.

Probablemente el Pixel no te sea familiar. Los últimos teléfonos que llegaron a España de Google fueron el Nexus 5X y el 6P, ‘co firmados’ por LG y Huawei, respectivamente. La primera generación de Pixel no se comercializó en España. Así que su impacto fue limitado. Algunos oyeron hablar de ellos tras su presentación y pocos, los menos, le siguieron la pista y le llegaron a meter mano. Para adquirirlo en Europa había que hacerlo en Reino Unido o Alemania.

Sundar Pichai, durante la presentación (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Sundar Pichai, durante la presentación (Reuters)

El espíritu es el mismo que el Pixel original. La parte trasera ha sido replicada. Un acabado con dos franjas con distinto tacto. Y una gran ‘G’ grabada en la parte inferior para representar el sello ‘Made in Google’ que destierra la presencia

Altavoz estéreo. Esto significa que se incluyen dos. En el caso del XL en la parte superior e inferior de la frontal. En el modelo más pequeño en la parte inferior. El lector de huellas se situará en la espalda de teléfono.

El motor: Snapdragon 835 y 4GB de RAM

El motor es un Snapdragon 835. Lo hemos visto en otros terminales como el Xperia XZ1 o el V30. Las malas lenguas apuntan a que Google hubiese preferido la siguiente generación de procesadores de Qualcomm, pero que esto no ha sido posible debido a los pormenores de la producción del chip. El rendimiento debería estar asegurado, más aún teniendo en cuenta que tenemos 4GB de RAM.

Presentación de los nuevos Pixel 2. (Reuters) © Proporcionado por El Confidencial Presentación de los nuevos Pixel 2. (Reuters)

El almacenamiento es otra historia. La mayoría de los fabricantes del universo Android permiten ampliar la memoria por microSD. Solo Samsung dejó de hacerlo con el S6 y le apretaron las tuercas. Google no. Confía en la nube. Desde ‘Drive’ a ‘Fotos’ tiene un buen número de servicios para guardar archivos que no requieran de una tarjeta externa. Por eso cada uno de los modelos llegará en dos versiones: 64 y 128 GB.

La batería. En el caso del modelo XL será de 3.520 mAh. Ambos con carga rapida (3.0) de Qualcomm.

La cámara es uno de los elementos más importantes a la hora de decantarse por un 'smartphone'. Google, como se preveía, no se ha subido al carro de las cámaras duales. Quién sabe si es producto de la herencia de la colaboración con HTC, quien fue pionera en este aspecto pero patinó en 2014 quizás por lo prematuro de este

Android Puro, punto clave

Esta partida es peculiar. La banca es a la vez uno de los jugadores. El negocio principal de Google es el software. Por eso su prioridad es Android. Una vez presentado Oreo -la versión 8.0 de su sistema operativo móvil, el más utilizado del mundo- y repartido el juego para los próximos meses, puede dedicarse a otros menesteres.

Precisamente el software es una de las grandes bazas de este terminal. Los Pixel son, sobre el papel, guantes para que Android Oreo funcione a las mil maravillas. No hay aditivo ninguno. El emplatado del ‘software’ es exactamente el mismo del que sale de las cocinas de Mountain View. Esto, el tener Android Puro, hace también que las actualizaciones se degusten más rápido que con otros fabricantes.

En los cambios que podemos apreciar encontramos que la barra de búsqueda se coloca ahora en la parte inferior de la pantalla. Por otra parte, el Google Pixel 2 y su versión XL tendrá 'Always on Display', algo que ya habíamos visto en otros terminales como los Galaxy y los Note de Samsung o la familia G de LG, entre otros.

El precio, caballo de batalla

Para poder hacernos con ellos habrá que esperar unas semanas. El precio es una de sus grandes virtudes. 649 dólares de partida para un gama alta es una cantidad a tener en cuenta. Eso en el caso del Pixel 2. A todo esto hay que sumarle los posibles descuentos en plataformas como Amazon que aparecen poco después de que salga a la venta.

El Pixel 2 XL es otra categoría. Se nota en el precio. Sin embargo, sus 849 dólares le mantienen lejos de los 1.000 euros del Note 8 o los 1.150 euros del iPhone X. Si uno quiere el modelo de 128GB en cualquiera de las versión, tendrá que aportar cien dólares más a la cuenta.

(En desarrollo...)

Presentación de los nuevos Pixel 2 de Google. (Reuters) © Reuters Presentación de los nuevos Pixel 2 de Google. (Reuters)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon