Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Estos geniales dibujos animados ‘made in Spain’ enseñarán tecnología a tus hijos

El Confidencial El Confidencial 11/11/2016 Lucía Caballero

Dale una tableta a un niño y, aunque seguramente no logre mover el mundo, sí deslizará sus dedos por la pantalla sin reparo, como si se tratara de un juguete más. Dedicarle unos minutos a su pasatiempo favorito o ver los dibujos animados en la interfaz de uno de estos dispositivos no entraña ningún misterio para unas nuevas generaciones nacidas con la tecnología debajo del brazo.

Sin embargo, hacerles comprender qué es internet, cómo funciona un ‘router’ o el mecanismo de acción de un virus informático puede dar algún que otro quebradero de cabeza a padres y educadores. Y la cantidad de ideas, términos y aparatos crece continuamente: impresoras 3D, drones, coches autónomos, internet de las cosas,…

Ante este panorama, Antonio Ortega, un desarrollador e informático español que lleva más de 20 años dedicándose profesionalmente a la tecnología, decidió hacer algo para acercar todo este conocimiento tanto a niños como a padres. Así nacieron Leo, Emma, el dron Flee y el robot Ronnie, los simpáticos integrantes del equipo que protagoniza los capítulos de Arora Team, la webserie de dibujos concebida por Ortega.

“Los niños utilizan todos estos dispositivos constantemente, pero no reciben una base de conocimiento para saber qué está bien o qué está mal”, indica Ortega a Teknautas. En muchas ocasiones, esta situación se debe, según el informático, a que sus progenitores tampoco han tenido nunca la oportunidad de adquirir ese bagaje. “Las nuevas tecnologías les han llegado muy rápido y a veces tienen miedo de que los jóvenes las utilicen”, advierte.

Pero la tecnología “no es mala ni peligrosa” si se usa correctamente después de haber recibido la educación adecuada. Su proyecto, “bastante personal”, nació precisamente tras conocer los temores y reticencias de muchos padres que no sabían muy bien cómo afrontar los inicios tecnológicos de sus hijos.

Al principio, Ortega pensó en algún tipo de juego manual o de piezas para que los mayores se involucraran en las actividades, pero él mismo es padre de dos niños (Emma y Leo, como los protagonistas de la serie animada) y sabe que los adultos no suelen disponer de mucho tiempo libre. Por eso pensó en los dibujos.

El primer paso, tras concebir la idea y personajes, fue lanzar una campaña de ‘crowfunding’ ya hace casi un año. Aunque se trata de un proyecto sin ánimo de lucro, crear una serie de dibujos animados no sale gratis, incluso en el caso de que solo se emita en YouTube. El objetivo inicial consistía en producir y colgar en la plataforma los tres primeros capítulos para comprobar la aceptación que tendría entre el público y continuar después con nuevas entregas.

Lamentablemente, la iniciativa no obtuvo todo el éxito que esperaba su impulsor ni consiguió la financiación que requería. Entonces, Ortega decidió cambiar de estrategia y optar por destinar dinero de su propio bolsillo para producir el primer episodio. Para las partes del proyecto en las que no podía apañárselas solo, buscó a distintos profesionales de campos como la animación, el diseño y la producción. “Cada uno se ha encargado de un aspecto [dibujos, música, efectos, voces] y yo me he encargado de coordinar y validar las distintas fases”, explica Ortega.

El resultado, disponible en YouTube desde hace unas semanas, es una aventura con gráficos sencillos en la que los miembros de Arora Team tienen que solucionar un problema informático en un tren. Un virus ha infectado el sistema que controla el convoy. Intentan solucionarlo de manera remota, pero Emma se da cuenta de que “no hay conexión a internet en el tren”, así que geolocaliza el vehículo mientras habla con Leo a través de sendos relojes inteligentes. Finalmente, Acar (de coche autónomo, en inglés) la recoge para llevarla hasta el vehículo averiado.

“Es posible que inicialmente no comprendan qué es un virus informático”, admite Ortega, pero con “la repetición” y tras ver el mismo concepto aplicado a varias situaciones “podrán llegar a la conclusión de que es algo perjudicial y con lo que deben tener cuidado”, añade el informático. “El objetivo de los dibujos no es solo enseñar, sino también advertirles de que hay riesgos que deben evitar”, prosigue.

Aunque este primer capítulo está en inglés, el siguiente paso para su creador, además de producir un nuevo episodio, es traducirlo al castellano. Las tres entregas siguientes también tratarán sobre diferentes conceptos explicados a través de los problemas que soluciona Arora Team. “Temas como la privacidad, para advertirles sobre las fotografías en las aplicaciones, la suplantación de identidad o la importancia de mantener en secreto sus contraseñas”, enumera Ortega.

Sus vídeos los puede ver cualquiera, pero una de las posibles aplicaciones para las enseñanzas de este equipo animado se encuadra directamente en el ámbito educativo. “Me parece interesante que se utilicen en colegios”, indica el informático, donde podrían incluirse entre los materiales audiovisuales de las clases.

© Proporcionado por El Confidencial

Actualmente, además de trabajar en las nuevas etapas de su periplo, Ortega busca nuevas fuentes de financiación que completen las donaciones que admite en la web de Arora Team: “Queremos encontrar entidades o fundaciones que apoyen el proyecto”, dice el informático. Así, Emma, Leo y sus amigos cableados podrán continuar resolviendo problemas tecnológicos en las pantallas. 

Niños en la escuela. (Foto: Lucélia Ribeiro/Flickr en CC) © Externa Niños en la escuela. (Foto: Lucélia Ribeiro/Flickr en CC)
Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de El Confidencial

image beaconimage beaconimage beacon