Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Europa en campaña contra el euroescepticismo

dw.com dw.com 22/06/2016 Wolfgang Dick (ER/CP)
© 2016 DW.COM, Deutsche Welle

La Unión Europea atraviesa tiempos difíciles, no solo debido al referéndum británico. Según las últimas encuestas, el euroescepticismo ha aumentado en general. Se buscan estrategias para mejorar la imagen de la UE.

Por lo visto, la decisión de Gran Bretaña ni siquiera es lo determinante. Aparte de los británicos, también otros europeos tienen una opinión crítica acerca de la UE. Así lo detectó el “Pew Research Center” en sondeos efectuados en 10 países del Viejo Continente, que reflejan una perceptible baja en la aprobación durante 2015: en Francia caída fue del 17 por ciento; en España, de un 16 por ciento, y en Alemania, de un 10 por ciento.

Sobre todo se reprueba la forma en que la UE ha manejado la crisis financiera y el problema de los refugiados. Los más descontentos son los griegos (94%), los suecos (88%) y los italianos (77%).

La idea de Europa

Europa debe convertirse en una ‘marca' fuerte”, dice el jefe de una conocida agencia alemana de relaciones públicas en el ámbito político. Bernhard Fischer-Appelt trazó en conversación con DW las líneas centrales de lo que podría ser una campaña exitosa para mejorar la imagen de la Unión Europea.

“Se debe informar y hacer participar a la gente activamente”, afirma el especialista, que apuesta por el diálogo entre los ciudadanos y las instituciones europeas, apuntando que la plataforma adecuada para ello sería internet. “Sobre todo, los logros dela UE deben ser destacados”, indica Fischer-Appelt.

“Pese a algunas crisis, la UE ha reportado considerables éxitos económicos y sociales", dice, subrayando que “debe quedar en claro lo que a la gente le importa, que solo unidos podemos alcanzar y mantener la libertad, la democracia y el bienestar material”. Manifiesta también la necesidad de poner en primer plano que “la UE, como comunidad, es más fuerte de lo que jamás podrían llegar a ser los países individuales”. El experto no piensa por ello en una campaña igual para todos, sino que opina que hay que tomar en cuenta los diferentes intereses que ligan a los países con la Unión Europea.

Campañas exitosas

En Alemania, el presidente Joachim Gauck patrocinó una campaña basada en dos elementos: por una parte, los ciudadanos podían plantear en internet sus comentarios o preguntas a especialistas de la UE. Por otra, personas conocidas promocionaban la UE con argumentos muy personales. Por ejemplo, el futbolista Philipp Lahm señaló, refiriéndose a los inmigrantes y la diversidad cultural: “Un equipo también puede funcionar con tipos muy diversos”.

“Trabajamos para Usted”, es el slogan de otra campaña, emprendida en 2014 por la Comisión Europea y presente hasta ahora en internet. Con el título “Working for you” se presentan allí sobre todo las ventajas de la UE en casos concretos. Y se muestra que los fondos comunitarios se emplean de manera útil. Por ejemplo, para financiar autobuses para personas de la tercera edad en zonas rurales, que garanticen su movilidad. Pero no se trata solo de dinero. También hay casos como el de los países ribereños del mar Báltico que luchan mancomunadamente contra la contaminación de sus aguas.

Buenas prácticas políticas

Rheinhard Hönighaus, portavoz de la Comisión Europea en Berlín, indica que la campaña tuvo buena resonancia: “Alcanzamos a 115 millones de personas. 30 millones la recordaron positivamente”. No obstante, también hubo críticas.

El principal reproche apunta a que se pusieron anuncios en la prensa escrita que desde ya es leída mayoritariamente por partidarios de la UE. La publicidad, en efecto, no contribuye mucho a cambiar los ánimos en lo tocante a la Unión Europea. Y Höninghaus tiene la explicación: “La gente espera soluciones de la UE y lo que ve son pugnas y divergencias”. A su juicio, no se puede lograr nada con una publicidad al estilo de la de los detergentes, que solo maquille el problema. Por eso, su conclusión es clara: “Nuestra imagen depende de cuán buena sea nuestra política”.

Autor: Wolfgang Dick (ER/CP)

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Deutsche Welle

image beaconimage beaconimage beacon