Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Evita el síndrome del ojo seco, sigue estos consejos de higiene visual

malavida malavida 29/09/2016 Damien Rasson
Evita el síndrome del ojo seco, sigue estos consejos de higiene visual © Proporcionado por malavida Evita el síndrome del ojo seco, sigue estos consejos de higiene visual

Irritación ocular, picores, sensibilidad a la luz,… El ojo se reseca por falta de parpadeo a la hora de usar móviles y tabletas. Hablemos de higiene visual

La era digital sustituyó la pulpa de celulosa por los píxeles; lentamente pero de forma implacable, sucumbimos a la invasión de las pantallas digitales. No pasa un día sin que nuestros ojos acedan a la información a través de las pantallas, sea la del ordenador, el móvil o la tablet. El 40% de los españoles consultan más de 50 veces al día su móvil, el 10% más de 100 veces. Este hábito encierra un factor de riesgo, la sequedad de la película lagrimal. Dicho en román paladino, significa que al estar frente a las pantallas parpadeamos mucho menos y la superficie del ojo se reseca. Esto produce irritación y fatiga ocular, incluso sensación de quemazón o sensibilidad a la luz. Hasta puede provocar lagrimeo, un exceso de lágrima por falta de hidratación.

Es un fenómeno que sufren muchos de los jugones, cierran los ojos hasta cinco veces menos cuando juegan según un estudio de la Universidad Politécnica de Cataluña. La luz visible de alta energía de las pantallas digitales reduce el parpadeo, entra más luz y se secan las lágrimas acusando una subida de la temperatura de la superficie ocular y acumulación nociva de los sales minerales presentes en las lágrimas. Pero lo habitual es que una persona parpadee en promedio unas quince veces por minuto.

El 40% de los españoles consultan más de 50 veces al día su móvil, el 10% más de 100 veces. © Proporcionado por malavida El 40% de los españoles consultan más de 50 veces al día su móvil, el 10% más de 100 veces.

El parpadeo disminuye cuando miramos una pantalla de cerca, lo que acelera el proceso de evaporación de nuestras lágrimas protectoras. Si sufres estos síntomas, tus ojos están dando la voz de alarma. Actúa antes de que este síndrome se convierta en enfermedad crónica. Por ello te proponemos unos ejercicios y consejos de higiene visual para lubricar la superficie ocular de tus ojos y evitar de este modo que se produzca una degeneración macular prematura.

10 hábitos de higiene visual para evitar sequedad ocular

  • Haz pequeños descansos cada 20 minutos cerrando los ojos un par de minutos para así evitar una ruptura de la película lagrimal. Mientras los mantienes cerrados, mueve los globos oculares en todas direcciones.
  • Disminuye la intensidad de la luz de tu dispositivo, este gesto previsor ha de tener en cuenta también el necesario contraste en el entorno de visualización del dispositivo que estés usando.
  • Mantén siempre una distancia prudencial de visionado respecto al dispositivo, sea móvil o tablet. Crea el hábito de alejar el dispositivo de tus ojos unos 30 cm, bastará para reducir la fatiga ocular.
  • Levanta la vista de la pantalla de vez en cuando y enfoca un punto lejano durante unos segundos, mejor si sales fuera y fijas la vista en un bonito paisaje. Aliviará la tensión facial y de los músculos del cuello.
  • Realiza de vez en cuando unos estiramientos de brazos, cuello y hombros para relajar los músculos ya que estos liberan la tensión ocular acumulada a lo largo del día, ideal si no puedes salir fuera.
  • Si trabajas en una oficina, pon el énfasis en el correcto ángulo de visión de la pantalla del dispositivo utilizado. Un ángulo plano que no fuerce la mirada hacia arriba o abajo liberará mucha tensión cervical.
  • Huye de las fuentes de luz directa y los reflejos de luz de las ventanas en las pantallas, de ser posible usa pantallas de alta resolución ya que a mayor nivel de detalles menos aliasing soportarás.
  • Parece obvio pero no olvides parpadear a menudo para tener lágrimas suficientes en los ojos o usa lágrimas artificiales si es necesario, en especial las que contienen ácido hialurónico.
  • Elimina la necesidad de reenfocar constantemente la pantalla con los ojos por culpa de una superficie llena de polvo, huellas y demás suciedad. Ajusta también el tamaño y contraste del texto.
  • En última instancia, puedes usar lentes de protección ocular, como las Reticare Glass, contra la luz de alta energía de las pantallas ya que esa intensidad se incrementa un 500% en las pantallas de LED.

¡Y una dieta rica en Omega 3! El consumo de ácido omega 3 facilita la regeneración de las células retinianas, según un estudio dirigido por el Doctor en Ciencias José Manuel Cela y llevado a cabo por la Universidad del País Vasco. 

Deja el cuento de las zanahorias en el cajón de la historia, la cantidad de beta-caroteno no es tan crucial para la vista. En cambio, el uso intenso de dispositivos electrónicos puede provocar un envejecimiento prematuro de las células oculares, manifestándose  por una aguda fatiga visual.

Los videojuegos, factor de riesgo

400 milisegundos pueden ser cruciales en plena partida de un videojuego, es la velocidad media de parpadeo del ojo. Dado que los juegos se han apoderado de los móviles y las tablets, se puede decir que afecta a una gran mayoría. De hecho, el investigador Genís Cardona, profesor de la Facultad de Óptica y Optometría en la Universidad Politécnica de Cataluña, realizó un estudio sobre el ratio y la amplitud del parpadeo usando 25 voluntarios jugando a Quake 3 y Age of Empires. La sentencia no tiene apelación.

Tanto la complejidad cognitiva de las tareas a realizar como la cantidad de información en pantalla redujeron la frecuencia del parpadeo pudiendo ocasionar sequedad lagrimal y por ende el síndrome del ojo seco. 

Pokémon Go, el fenómeno de los videojuegos para el móvil © Proporcionado por malavida Pokémon Go, el fenómeno de los videojuegos para el móvil

Si extrapolamos el estudio al uso que se le da a los móviles o a las tablets, el gran flujo de información solicita constantemente un reenfoque de los ojos durante periodos de tiempo prolongados. Estamos cada vez más expuestos a la información, en un abrir y cerrar de ojos pasamos de una notificación a un mensaje del WhatsApp o actualización del estado del Facebook.

¿El resultado? Ojo seco. Acabamos sufriendo picores y una leve irritación ocular, puede que hasta sintamos cansancio. A la larga, producimos una lágrima de baja calidad que se evapora más fácilmente. Puede que te hayas quejado de picor sin saber que sufrías del síndrome del ojo seco. Pero que no cunda el pánico, sigue nuestros consejos básicos de higiene visual y así te curas en salud.

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más de Malavida

image beaconimage beaconimage beacon