Al utilizar este servicio y el contenido relacionado, aceptas el uso de cookies para análisis, contenido personalizado y publicidad.
Estás usando una versión más antigua del explorador. Usa una versión compatible para obtener la mejor experiencia en MSN.

Falsos heridos, banderas de Photoshop... Éstos fueron los bulos virales del 1-O

Logotipo de El Mundo El Mundo 02/10/2017 FCINCO

La jornada del domingo fue una de esas para vivir en Twitter. La rapidez de las redes a la hora de transmitir, desde el terreno, qué es lo que estaba pasando en Cataluña se convirtió en la principal fuente de información para los medios, para los espectadores que asistían atónitos a la sucesión de acontecimientos, incluso para quienes estaban allí, haciendo cola, y querían saber qué sucedía en el colegio de al lado. Pero claro, la ingente cantidad de información de perfiles de todo tipo puede degenerar, en ocasiones, en desinformación a gran escala. Y las imágenes que apelan al sentimiento son susceptibles de convertirse en arma arrojadiza para defender una postura.

Pero igual que existen bulos, en las redes existen quienes se toman su tiempo para comprobar la información. Así, durante todo el 1-O, hubo quien hizo fact checking a todo y a todos, y desenmascaró algunas de las imágenes más virales del día que, bien no eran del día, bien estaban manipuladas. La cuenta

@MalditoBulo

fue una de las más activas, reaccionando en tiempo real a cualquier foto que llamara a engaño.

Una de las más compartidas del día fue la de este niño herido en la cabeza. Claro, en medio de fuertes cargas policiales en colegios, es difícil que no cuele. Pero ojo, que este niño ya estará crecidito: la escena es de 2012 cuando, durante la huelga general del 14-N y en medio de una carga de los Mossos d'Esquadra, al pequeño le dieron un "fortuito" porrazo en la cabeza.

El niño no fue el único herido que engrosó falsamente las listas de damnificados el 1-O. De nuevo, un joven herido en la cabeza, una imagen estremecedora, sangrando abundantemente mientras alguien intentaba parar la hemorragia con una toalla. Y sí, de nuevo, un bulo. El chico ni siquiera estaba en Cataluña cuando sucedió. Estaba en Madrid y corría 2012. Era uno de los manifestantes que sufrió la fuerte represión policial en las protestas de los mineros.

© Proporcionado por elmundo.es

Y claro, entre tanto vídeo que pone los pelos de punta, ¿cómo no se iba a colar alguno de más? Por ejemplo, éste. "La policía española ataca a los votantes españoles", tuiteaba una usuaria. "No", respondían desde Maldito Bulo, ese niño tirado en el suelo mientras un agente antidisturbios lo aporreaba era, de nuevo, una imagen del pasado. Del mismo pasado que el niño anterior: otra vez la represión de la huelga general de 2014. Y no, el agente no era de la "policía española", sino de los Mossos d'Esquadra.

No sólo la unidad de fact ckecking de El Objetivo dedicó la jornada del referéndum catalán a desmentir falsedades. Otra tuitera,

@Proserpinasb

, también recogió a mediodía en un hilo todas las falsas víctimas de la represión policial. Empezaba con una de las imágenes de la mañana: la de esta señora mayor, tirada en el suelo y sangrando copiosamente de una herida en la cabeza. "Esta señora se ha caído por la escalera", desmentía la tuitera.

Y si corrieron como la espuma bulos en forma de imágenes, no menos los que tomaban forma de audio. Aquí fue el protagonista el que tuvo que salir a la palestra y dejar claro que lo que circulaba por redes sociales no era cierto. Se trataba de un audio de Whatsapp de un supuesto miembro de Omnium Cultural que acusaba de facha a su interlocutor por no votar. El nombre que aparecía en el bulo era Oriol de Balanzó, que publicó rápidamente un tuit asegurando que ése no era él. El verdadero autor del audio ha alegado que se trataba de una broma.

De hecho, en este caso, la cosa acabará en los tribunales, porque el afectado ha denunciado ya la usurpación de su identidad.

La imagen llamada a convertirse en icónica de la represión policial frente al independentismo, se convirtió finalmente en simbólica de la manipulación. Un grupo de manifestantes enfrentado a la Guardia Civil, y una gran bandera estelada. Lo tenía todo, "de Pulitzer", se llegó a decir. Solo que la bandera no estaba ahí.

El cachondeo, tras el desmentido, fue tal, que algunos lo convirtieron en meme.

Leer

Gestión anuncios
Gestión anuncios

Más el El Mundo

image beaconimage beaconimage beacon